Crítica de Train to Busan

Declive del zombie

Tras un puñado de interesantes cortometrajes, Yeon Sang-ho debuta en 2011 con The King of Pigs, erigiéndose en estimulante director de una animación situada en el incómodo punto intermedio entre el naturalismo estricto y una expresividad histriónica hasta lo desagradable. Como el filme citado, la posterior The Fake (2013) brinda una mirada perturbadora a la Corea contemporánea, dinamitando consensos en torno a la pertinencia y validez de principios identitarios, ideológicos e institucionales vigentes.

Precisamente por ello cabe lamentar la tibieza y mediocridad de su salto al cine de ‘acción real’ con Train to Busan: un trabajo cuya acogida entusiasta cabe únicamente achacarla a los malos tiempos que pasa el zombie en pequeña y gran pantalla –reducido a figura deambulante, inexpresiva, en cintas de los géneros más variados, despojado de entidad propia–, así como a una devoción cada año menos comprensible por el cine de género coreano, cuyos días de gloria quedan bien lejos.

En el caso de Train to Busan, las imágenes desprenden un tufo a fotocopia deslucida de productos de éxito internacional como 28 días después (2002), su secuela 28 semanas después (2007) y, especialmente, la cinta de otro coreano, Bong Joon-ho: Rompenieves (2013). Al menos, Sang-ho intenta incidir aquí en los mecanismos genéricos que activa la presencia de los muertos vivientes. Lo mejor que podemos decir de Train to Busan es que el dominio de los ritmos hace de ella una película que se deja ver sin bostezos. Sin embargo, nunca funciona como ficción: le pesan demasiado las ramplonas (y forzadas) lecturas sociopolíticas, la pobreza de los conflictos que surgen en el microcosmos del tren, el nulo carisma de los personajes y unas hechuras dignas de teleserie. Francamente grave es, teniendo en cuenta la carrera previa del cineasta, el espíritu blando, inocuo y anestesiado que desprenden unas imágenes dignas del cine popular más alienado y calculadamente inofensivo. Resulta más interesante Seoul Station (2016), precuela animada sin fecha de estreno en España, capaz de evocar miedos primigenios que estallan en un clima social nauseabundo. 

Lo mejor:

Pese a sus numerosos defectos, no es una película aburrida

Lo peor:

La absoluta pobreza de sus formas

Ir a la película

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leídas

sonorama ribera nochevieja

Sonorama Ribera prepara un especial para Nochevieja

El año termina y desde el Sonorama Ribera quieren despedirlo con una Nochevieja especial y de l...
Kase.O presenta Divertimentos

Kase.O presenta dos nuevos temas de su próximo disco ‘D...

El rapero Javier Ibarra Ramos más conocido como Kase.O presenta el próximo jueves 31 diciembre ...
lady gaga joe biden

Desde Lady Gaga hasta Bruce Springsteen en la investidu...

Lady Gaga será la encargada de interpretar 'The Star Spangled Banner' en la ceremonia de invest...
Netflix 2021

Netflix presenta sus estrenos para 2021

¡Los más cinéfilos están de enhorabuena! Netflix ha presentado un avance de sus estrenos de cin...

Últimas Noticias

Peaky Blinders

Peaky Blinders termirará con la sexta temporada

La exitosa serie internacional de la BBC, Peaky Blinders, trae buenas y malas noticias a sus fa...
lady gaga joe biden

Desde Lady Gaga hasta Bruce Springsteen en la investidu...

Lady Gaga será la encargada de interpretar 'The Star Spangled Banner' en la ceremonia de invest...
El senor de los anillos

El señor de los anillos: nuevos detalles sobre la serie...

Amazon Prime Vídeo ha dado un regalo a los fans de las historias de la Tierra Media: la sinopsi...
Netflix 2021

Netflix presenta sus estrenos para 2021

¡Los más cinéfilos están de enhorabuena! Netflix ha presentado un avance de sus estrenos de cin...