Crítica de La forma del agua

Del Toro en horas bajas

El éxito de la décima película de

Advertisement

Guillermo del Toro, sin parangón en su trayectoria, es, sin duda, un hecho significativo del estado del fantástico. El eco obtenido por el filme apunta a la creciente aceptación, por parte de sectores habitualmente desinteresados por el género, de una fantasía aburguesada en sus discursos y relamida en sus formas, pero prácticamente exenta de auténtico carácter perturbador y subversivo. Como El laberinto del fauno o

La cumbre escarlata, La forma del agua hace gala de un notable dominio de fuentes diversas cinematográficas y literarias, y sitúa lo mágico y el relato con trasfondo sociopolítico en un mismo nivel, hasta el punto de neutralizar, por su calculado maniqueísmo, cualquier discurso revulsivo susceptible de tender puentes hacia nuestro presente.

Únicamente una extraordinaria

Octavia Spencer y su personaje, Zelda, es capaz de invocar, a través de un puñado de líneas de diálogo de aires naturalistas y llanos, una lectura social de cierto calado. Si bien la primera mitad, de un lirismo naíf pero arrebatado, despliega notables recursos cinematográficos, legando escenas de un romanticismo convincente, a partir del ecuador el entramado dramático y formal decae. Desde ese momento,

La forma del agua se erige en tibia y amanerada apología de la diversidad, entregándose además a un estridente crescendo violento que devalúa incluso al interesante villano. La película luce momentos de puntual brillantez, pero no a la altura de los trabajos más inspirados de su director.

 

Lo mejor:

Octavia Spencer

Lo peor:

Es un cine fantástico que diluye en el manierismo toda posibilidad de subversión

Fecha de publicación: 16/02/2018

Ir a la película

Etiquetas:



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GrupoGo Ediciones SL, ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas, y gracias al que ha implementado el desarrollo de aplicaciones móviles, así como soluciones de mobile marketing, para la mejora de la competitividad y productividad de la empresa, en fecha Febrero 2019. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Burgos.”


Fondo Europeo de Desarrollo Regional Una manera de hacer Europa