Crítica de Feliz día de tu muerte

Volver a morir

Fenómeno popular en Estados Unidos, la nueva película de Christopher Landon (el cineasta que dignificó la lamentable franquicia Paranormal Activity con

Los señalados) no necesita hacer grandes alardes para llamar la atención en una era particularmente oscura para el cine fantástico, sepultado bajo el manierismo formal y discursivo o la mera asepsia.

Feliz día de tu muerte no es, ni mucho menos, una película excelente; se trata de una producción simpática, en cualquier caso, que despliega sin énfasis sobre la pantalla recursos reconocibles del slasher, otorgándole una mirada satírica e hilarante a las correrías de la protagonista. Sería un error buscar en

Feliz día de tu muerte la perspectiva metacinematográfica de la franquicia

Scream,

La cabaña en el bosque o The Final Girls. El film de Landon otorga una nueva y generosa oportunidad en pantalla a un arquetipo del subgénero, generalmente abordado con desprecio, adaptando con clónica desvergüenza el modelo narrativo del clásico Atrapado en el tiempo. Esa es toda la subversión que uno puede encontrar en un trabajo muy correcto, que halla lo mejor de sí mismo en efectivos golpes de humor, un relato bien engrasado y en el carismático trabajo interpretativo de Jessica Rothe.

Lo mejor:

Funciona correctamente como comedia de terror dentro de sus propios términos

Lo peor:

No pasará a la historia

Ir a la película

Etiquetas:



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *