Crítica de La familia Addams

La familia Addams

Este nuevo producto audiovisual derivado de las caricaturas de Charles Addams o, a la vista de los resultados, de la serie de la ABC basada en las mismas (emitida entre 1964 y 1966), supone ante todo una labor de adaptación a las nuevas sensibilidades. Chispeante versión infantil a cargo de Conrad Vernon y Greg Tiernan —quienes ya habían colaborado en

La fiesta de las salchichas—, cualquier componente revulsivo ha desaparecido de los diálogos (cáusticos en interpretaciones previas) o de las relaciones entre sus carismáticos protagonistas. Teniendo en cuenta que nos encontramos ante la versión "para todos los públicos" de hoy de un producto "para todos los públicos" de otro tiempo,

La familia Addams resulta briosa y agradable de ver, ya sea por el carisma de los estrafalarios protagonistas o por un diseño de producción cargado de aciertos, que otorga al relato una dimensión suavemente ominosa. No es un trabajo memorable, ni pasará a la historia, pero tiene alicientes para ser recomendado como pasatiempo postveraniego.

Lo mejor:

A nivel técnico, la película tiene no pocos aciertos

Lo peor:

Es una comedia de blancura impoluta, dando la espalda así a las mejores adaptaciones previas

Ir a la película

Etiquetas:



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *