Postres típicos de Semana Santa para hacer en casa

Éstas son algunas de las recetas de postres típicos de Semana Santa para hacer en casa

Torrijas

Este tradicional dulce se puede disfrutar durante cualquier época del año, aunque es unos de los postres típicos de Semana Santa para hacer en casa. Es una receta sencilla que nos permite aprovechar pan (de uno o dos días).

Ingredientes:

  • 1 barra de pan de un día o dos antes
  • 750 mililitros de leche
  • 160 gramos de azúcar más la cantidad necesaria para espolvorear las torrijas
  • 1 trozo de piel de limón
  • 1 ramita de canela
  • ½ vaina de vainilla
  • 3-4 huevos
  • Aceite de oliva virgen extra de sabor suave para freír

Preparación

En un cazo a fuego medio ponemos la leche, el azúcar, la piel del limón, la canela y la vainilla. Cuando hierva, apagamos el fuego, tapamos y dejamos reposar para que los ingredientes se infusionen y se mezclen bien los aromas. Reservamos hasta que enfríe y la colamos. Este aromático líquido será donde mojaremos el pan.

Batimos los huevos hasta que hagan espuma. Añadimos entonces 2 o 3 cucharas de esa leche infusionada y batimos de nuevo. Partimos el pan en varias rebanadas de uno o dos centímetros de grosor y las bañamos en la leche para que se impregne bien. Después las pasamos por el huevo batido y a la sartén.

Tenemos que tener una sartén con bastante aceite para caliente (aunque no excesivamente caliente) freír. Freímos las torrijas para dorarlas ambos lados y una vez hechas las quitamos y las ponemos sobre papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite.

Una vez que las torrijas ya están hechas espolvoreamos azúcar y canela en polvo (al gusto). Se recomienda que las dejemos enfriar antes de poder comérnoslas.

Monas de Pascua

Este es un dulce típico de la Semana Santa en varias comunidades españolas como Valencia, Cataluña, Murcia, Aragón o Baleares. Dependiendo de las zonas recibe diferentes nombres como panquemado o toña y es tradición comerla el domingo o lunes de Pascua (dependiendo del sitio). La receta de las monas de Pascua tiene diferentes variaciones.

Ingredientes:

  • 500 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura seca (12 gr.) o 25 gr. de levadura fresca
  • 1/4 litro de leche templada
  • 100 gr. de mantequilla fundida
  • 80 gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal

Para «pintar» la masa

  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de leche

Para la decoración

  • Anisetes de colores, bolitas de chocolate, pasas, cerezas para decorar, almendras laminadas…
  • Huevos cocidos pintados con colorante alimentario o huevos de chocolate

Preparación

En primer lugar hay que elaborar la masa. En un recipiente ponemos la harina mezclamos bien la harina con la levadura fresca, y añadimos el resto de ingredientes: la leche tibia, el azúcar, el huevo, la mantequilla (derretida) y una pizca de sal. Batimos bien esta mezcla y es el momento de amasar. Si no tenemos amasadora nos untamos las manos en aceite de oliva para dar forma a la mona de Pascua.

Cubrimos el recipiente con un paño y lo ponemos en el horno, dejando la puerta entreabierta, a unos 50 grados (máximo) unos 20 o 30 minutos. Lo mantendremos así hasta que observemos la masa haya aumentado su volumen considerablemente. Aunque también podemos hacerla en el microondas: cubriéndo el bol con un paño húmedo a 80-90 vatios durante unos 8 minutos.

Mientras la masa está en el horno (o microondas) y crece ponemos papel vegetal en una bandeja para horno. Y una vez que esa masa se ha elevado la partimos en 4 o 5 trozos y le damos forma a la masa con cualquier figura: un conejo, un nido, una trenza… ¡Deja que tu imaginación y tu creatividad vuelen! Volvemos a introducir la masa para que continúe creciendo otros 10 minutos al horno a 50 grados.

Una vez tenemos hechas las diferentes figuras y formas para la masa mezclamos una yema de huevo con una cucharada de leche y pintamos la mona para que se dore en el horno. Es el momento de decorarla, podemos utilizar bolitas y anises de colores, bolitas de chocolate, cerezas, almendras, azúcar, pasas…Una vez terminada y decorada la mona, la ponemos de nuevo en el horno, precalentado a 200ºC, durante 25 o 30 minutos. Tenemos que ver que su color es el adecuado para sacarlas. Una vez fuera, añadimos huevos cocidos pintados (y bien lavados previamente) o huevos de chocolate y ya están listas para comer.

Suspiros de monja

Los suspiros de monja es uno de los postres típicos de Semana Santa para hacer en casa. Conocidos también con nombres como pedos de monja, bolas de frailes, bollos o berlinas, son muy fáciles de hacer.

Ingredientes:

  • 250 gramos de harina
  • 75 g de mantequilla
  • 25 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 vaso de leche
  • 1 limón
  • Azúcar glas
  • Aceite
  • Sal

Preparación

En un cazo ponemos la leche, la mantequilla, el azúcar, una pizca de sal y la corteza de un limón a fuego medio. Cuando hierva, quitamos la corteza del limón, añadimos la harina y dejamos cocer unos 20 minutos removiendo todo el tiempo con una cuchara de madera para que no se formen grumos, ni se pegue.

Una vez pasado ese tiempo, quitamos el cazo del fuego y lo dejamos reposar. Tras esto, añadimos los huevos, uno a uno; este paso lo haremos teniendo en cuenta que cada huevo debe ligarse bien a la mezcla y sin dejar de batir.

Se cogen pequeñas porciones de esa masa mezclada y se fríen en una sartén con bastante aceite caliente. Una vez doradas, se escurren en papel absorbente (para quitar el aceite sobrante), y se espolvorea por encima azúcar glas. Y… ¡listas para comer!

Pestiños

Aunque hay polémica sobre si se trata de un postre más tradicional para el día de Todos los Santos o para Semana Santa. Nosotros no le vamos a dar importancia a las fechas y los vamos a incluir en esta lista de postres típicos de Semana Santa para hacer en casa. Este postre también tiene una receta con diversas formas de elaboración.

Ingredientes:

  • 70 mililitros de aceite de oliva virgen extra para la masa
  • Cáscara de 1 limón para aromatizar el aceite
  • Azúcar para espolvorear
  • Miel para bañarlos
  • Semillas de anís o matalahúva al gusto
  • 70 mililitros de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra o de girasol abundante para freír los pestiños
  • 250 gramos de harina de trigo

Preparación

En primer lugar aromatizamos el aceite calentándolo en una sartén con la cáscara del limón. Cuando esté dorada y el aceite caliente, se retira y se añaden las semillas. Apagamos el fuego para que el aceite se enfríe.

En un recipiente grande ponemos la harina, el vino blanco y ese aceite aromatizado y ya frío. Mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una masa fina (y que se suelte de las paredes del bol) y la cubrimos con un paño para que repose durante media hora.

Con un rodillo extendemos bien la masa, hasta que tenga el grosos de una moneda, y la cortamos en tiras de unos 4-5 centímetros de grosor, primero, y en cuadrados después. Cada cuadrado final le damos la forma de un pestiño. Para ello, hay que doblar las puntas hacia dentro y pegarlas con una gota de agua. Volvemos a dejar que repose durante 30 minutos antes de freírlos.

Freiremos los pestiños en una sartén con bastante aceite, le daremos la vuelta para que se doren por ambas partes. Finalmente los sacaremos de la sartén, los pondremos sobre papel absorbente para quitar el aceite sobrante y los pasaremos por una mezcla de miel con agua calentada en el fuego o simplemente le añadiremos azúcar espolvoreado encima.

Estos son solo algunas de las recetas de postres típicos de Semana Santa para hacer en casa. Pero también puedes ver otro tipo de recetas para cualquier día pinchando aquí.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *