Una Mustache con la gente de Mongolia



Una entrevista en la que todo puede ser mentira (www.revistamongolia.com)

¿Qué es lo que podemos encontrar en este nuevo “Chou” denominado Mongolia Musical 2.0?

Dario Adanti: Podemos encontrar los cambios que se han dado en la actualidad española en los últimos meses. La actualidad cambia tan rápido que un show de humor político como el nuestro tiene que mutar junto con la actualidad para seguir siendo humor de actualidad.

¿Qué diferencias podemos encontrar con la primera edición que ya se pudo ver en León el año pasado?

Darío Adanti: Siguen estando reflejados los poderes fácticos de nuestra sociedad como la banca, la monarquía y la religión, pero la nueva política, los nuevos partidos, y esta desintegración del bipartidismo no estaba en el show anterior o era apenas una mención de pasada mientras que ahora el espectáculo refleja lo que ha sucedido en estas últimas elecciones generales como la irrupción de nuevos actores en el teatro político.

Regresáis además como antesala de la V Edición de un festival que busca un mundo más justo y ético. ¿Qué os parece esta clase de festivales?

Darío Adanti: Yo creo que la actitud inhumana de la UE con los refugiados Sirios pone en evidencia que la injusticia está instalada como un valor inherente al poder económico, que las políticas de Europa y EEUU son también responsables del yihadismo y que esta realidad no ha impulsado a que nuestros gobiernos actúen con un mínimo de ética o de empatía con las víctimas de sus propias políticas sino todo lo contrario y si a esto le sumamos que la industrialización y la globalización descontrolada están poniendo en peligro nuestro entorno planetario y acrecentando la brecha entre los ricos y los pobres, me parece que todas estas son causas lo suficientemente trascendentes como para que exijamos políticas que lleven a un mundo más justo y más ético, y los eventos culturales sirven para crear consenso que, en el fondo, es lo que luego nos hace exigir políticas más éticas a nuestros gobernantes. Así que me parece estupendo porque es una buena manera de ir creando poco a poco ese consenso.

En vuestra puesta en escena ¿encontramos algún guiño a la ética o la justicia en el mundo?

Darío Adanti: No. O, mejor dicho, sí, pero en sentido inverso. Nuestro humor, por ser satírico, es irónico: se centra en hablar de lo malo, de lo cuestionable, de lo reprobable. Y este reírse de lo malo es una forma de determina una posición ética sin nombrarla directamente, es decir, sin predicar una moral sino, simplemente, ejerciendo una crítica a lo inadmisible que es otra manera de consensuar lo deseable, en este caso, políticas más humanas y políticos que trabajen por el bien común y no de las elites.

Además, por desgracia, el Mundo Ético llega en un momento ideal. Ya que el    mundo es de todo menos justo y ético. ¿Creéis que este tipo de festis puede ayudar a concienciar algo a la gente? ¿O está todo perdido?

Darío Adanti: Yo creo que el mundo nunca fue ético, mirado en su totalidad, porque la ética no es un valor de la supervivencia sino una necesidad de la convivencia que, ahora que somos muchos y que estamos hiper-comunicados, se vuelve una necesidad de supervivencia global porque somos seres que sobrevivimos en grupo y cuando tenemos el poder de hacer inhabitable nuestro propio entorno o de destruirnos como especie, entonces se vuelve fundamental la ética, algo que no pasaba cuando vivíamos dispersos, éramos mucho menos, y no teníamos el poder de poner en riesgo nuestra propia subsistencia como especie.

Si tuvierais la oportunidad de abriros una Mustache con alguien para ayudar a hacer el mundo un poco más justo y ético. ¿Con quien sería? ¿Y porqué?

Darío Adanti: La cerveza es una de las bebidas más antiguas de la humanidad. Yo compartiría una Mustache con los líderes de UE, y cuando estén bien borrachos les haría firmar leyes que permitan que los refugiados entren en territorio europeo y tengan las condiciones mínimas de subsistencia. Y cuando se les pasara el pedo ya sería demasiado tarde…

Volviendo al festival ¿Qué es lo que más recomendarías de este festival al que no lo conozca?

Darío Adanti: Yo recomendaría que, simplemente, vengan al festival. Es un todo: escuchas música, ves shows de humor como el nuestro, puedes comer bien y cosas muy diferentes a las que comerías en tu casa. Yo creo que el hedonismo es una gran manera de estar de acuerdo en exigir un mundo más ético, así a la vez que promocionas formas más sostenibles de, por ejemplo, producir los alimentos que necesitamos. Es demasiado cristiano para mí el hecho de tener que sufrir para conseguir cosas, así que si en vez de sufrir la pasamos bien, comiendo, bailando y riendo, pues mira, puede que nunca lleguemos a construir un mundo más ético pero que nos quiten lo bailado…

¿Qué esperáis del público de León? Y ¿Cómo fue vuestra última vez?

Darío Adanti: La otra vez fue alucinante, la gente estaba muy pero muy receptiva. El humor es una construcción dual, la del humorista y la del público. Si falla uno de los dos en esta relación binaria, no hay humor. Y en León el humor llegó a cotas altísimas porque la voluntad de reírse del público provocó en nosotros una voluntad mayor de hacerlos reír. Y como somos incapaces de no improvisar chistes sobre la marcha, el show creció y muchos de esos chistes que surgieron en aquel show los hemos ido repitiendo en el Musical anterior. Esperemos que esta vez se de la misma química.

De aquella experiencia, ¿Cuál sería ese recoveco de la ciudad donde os hubiera gusta compartir una Mustache con la gente del Mundo Ético?

Darío Adanti: Yo me la tomaría en el mercado de la Plaza Mayor porque los mercados de las plazas mayores son los lugares donde convergemos locales y visitantes en todas las ciudades y son un buen escaparate cultural de los lugares que uno visita.

¿Y que tapa típica leonesa os apetece como maridaje?

Darío Adanti: Un botillo de León, sin duda. Si en la catedral de León dieran la eucaristía con botillo consagrado en vez de con hostias, me hacía católico ya mismo y hasta iría a misa todos los domingos. El problema de la religión es que se equivocan con el menú…

Para ir terminado, ¿Qué es lo que podremos encontrar en los próximos números de la revista, que no deberíamos perdernos?

Darío Adanti: La sátira más salvaje y deslenguada sobre todas las miserias que nos toca vivir hoy en día, y todas las maldades que puedan imaginar aplicadas a aquellos que, desde el poder, nos hacen la vida más jodida de lo que se podría esperar de ella.

¿Qué supone haber recibido el Premio al Mejor Satírico Internacional 2015?

Darío Adanti: Fue muy emocionante porque la sátira, que no el humor, es heredera directa de la iluminación y la revolución francesa y el que nos dieron en el premio en el histórico museo de la sátira política de Forti de Marmi, Italia, fue todo un símbolo para nosotros que somos fans del humor y la prensa satírica. Es el único premio que existe a la prensa satírica en Europa, y que se lo de a Mongolia que apenas llevamos cuatro años en activo es todo un aliciente. Es todo un honor recibir un premio histórico y más teniendo en cuenta que anteriormente lo recibió gente como Dario Fo.

¿Y que opináis de que ningún medio español se hiciera eco?

Darío Adanti: Es normal si uno tiene en cuenta que los medios grandes en España están endeudados con la banca y tienen pactos con la Monarquía, la iglesia y los partidos político. Una revista como la nuestra que no sólo ataca a esos tres poderes fácticos desde la sátira sino que, además, tiene una sección periodística, el Reality News, que se dedica a publicar esa información que estos sectores, culpables de la crisis y de la creciente diferencia entre la minoría rica y la mayoría empobrecida, no deseen que salga a la luz, es lógico. Y que nuestro trabajo, calificado por ellos como horrendo y bárbaro, sea premiado con el más importante galardón a la prensa satírica de Europa es toda una revancha. Como dice nuestro socio y creador de Mongolia, Rapa Carvallo, la prensa satírica sólo es apreciada por su sociedad cuando ya ha desaparecido porque cuando es contemporánea suele percibirse como una aberración.

¿Por quién brindarías con una Mustache por este gran detalle de la ética periodística?

Darío Adanti: Con las compañeras y compañeros de la revista, con los socios, con los suscriptores y con nuestros lectores.

Podríamos seguir preguntando mil cosas pero no íbamos a tener cervezas suficientes. Mil Gracias y enhorabuena por ese premio.

Darío Adanti: Gracias a vosotros y, ponnos otra cerveza, anda…

Etiquetas: , , ,



Author: León GO

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *