Visita virtual a las cinco catedrales de Galicia

Visita virtual a las cinco catedrales de Galicia.

Si hablamos de las catedrales de Galicia, indudablemente nos vendrá a la mente la de Santiago, el gran templo de nuestra comunidad autónoma y uno de los más importantes de la Cristiandad. Pero hay otras catedrales en Galicia. En total hasta cinco.

Una catedral es una sede episcopal, de hecho, el rango del templo viene del término “cátedra” que es la silla del obispo durante las ceremonias religiosas. Es decir, si hablamos de cinco catedrales de Galicia es que hay cinco obispados gallegos. Y estos tienen sus sedes en Santiago de Compostela, Ourense, Tui, Lugo y Mondoñedo. Veamos a cada una de ellas con más detalle:

Os presentamos una visita virtual a cada una de ellas:

La catedral de Santiago de Compostela

Sin duda alguna, de todas las catedrales de Galicia, la de Compostela es la más importante y famosa. Y no solo eso, es uno de los templos más destacados del patrimonio español, un lugar de visita prácticamente obligada durante unas vacaciones o el peregrinaje del camino de Santiago.

La catedral de Santiago de Compostela es el destino ansiado por miles de peregrinos que cada año llegan desde cualquier punto del globo. Algo que vienen haciendo desde hace siglos, desde que en el 814 se descubriera aquí la tumba del apóstol. Fue entonces cuando comenzó a levantarse este templo, que con el tiempo se ha convertido en un tesoro artístico con obras como el Pórtico de la Gloria o su inmensa fachada barroca frente a la plaza del Obradoiro.

Aquí la podéis conocer: Catedral de Santiago

La Catedral de Tui:


La existencia de una catedral no tiene nada que ver con las capitales provinciales o con otras instancias administrativas laicas. Es algo más relacionado con la historia de la Iglesia y donde se asentaron antaño sus gobernantes y sus demarcaciones. Por ello, la mayoría de las catedrales de Galicia no se hallan en actuales capitales de provincia. Y un ejemplo es la de Tui.

Tui es una población fronteriza con Portugal y a orillas del río Miño. Y ese carácter de frontera hizo que se construyera esta catedral con aspecto de castillo. Es la catedral de Santa María, originada ya en tiempos paleocristianos. Si bien lo que hoy vemos es un templo medieval, que une tanto el estilo románico como el gótico.

El comienzo de la construcción está datada a fines del siglo XI (privilegios de la infanta Urraca en 1071 y de los condes de Galicia, Raimundo y Urraca, en 1095). La planta románica y los capiteles van a influir en toda la región del obispado de Tui medieval, entre el río Lima y la ría de Vigo. El claustro gótico, de la segunda mitad del siglo XIII, es el mayor claustro medieval conservado en Galicia. Dentro del claustro se conserva la única sala capitular románica existente en Galicia y una de las mayores en su género en España. Parte de su orfebrería sería realizada por plateros judíos y conversos en los siglos XV y XVI (cáliz gótico, copón de coco, cetros de las dignidades, acetre, etc.).

La colección de mobiliario litúrgico barroco es de los más interesantes a nivel español: sillería del coro (1699), puertas historiadas (1707), cajonería de la sacristía (1712), sillería de la sala capitular (1712), órganos de San Telmo y Santiago (1714) y monumento eucarístico de jueves santo (1775).

Aquí la podéis conocer: Catedral de Tui

La catedral de Ourense


También es de apariencia medieval la catedral de San Martín de Ourense. De todas las catedrales de Galicia, esta es uno de los tesoros más desconocidos, como en general toda la ciudad orensana. Pero no dudéis en descubrirla.

Un edificio que es el auténtico germen de todo el casco histórico de Ourense.

Catedral románica de transición (siglos XII y XIII) con notables influencias compostelanas y del arte cisterciense.
Planta de cruz latina, con tres naves, crucero de una sola nave y un deambulatorio añadido con posterioridad (siglo XVII).
Sobre el tramo central del crucero se elevó en el primer tercio del XVI un monumental y espectacular cimborrio obra de Rodrigo de Badajoz.
Como espacios sobresalientes debemos mencionar la capilla Mayor, la capilla del Santo Cristo, el Pórtico del Paraíso y el Museo Catedralicio.
No obstante toda la catedral merece un paseo, empezando por el deambulatorio, que consta de varias capillas, entre las que hay que destacar la de la Asunción o de los Argiz, que en su interior alberga la capilla del Cristo de los Desamparados (imagen románica do 1200); o la lateral norte, la capilla de la Virgen de las Nieves (siglo XVI).
En el exterior también podemos parar en cada punto cardinal. La puerta Norte fue reformada a finales del siglo XV tras el ataque del conde de Benavente. La puerta Oeste (Praza de San Martiño) es en teoría la principal, pero hasta finales del XX carecía de escalera de acceso. Por eso aún conserva la fachada originaria con añadidos del XVI. Está flanqueada por la torre de las campanas y la inconclusa torre de San Martiño.
La puerta Sur (Praza do Trigo, punto de acceso a la catedral) también conserva el aspecto original, incluso con elementos defensivos, sólo roto por el añadido de la torre del reloj (siglo XVI).
Y por último, también merece parar en el este para admirar las vistas del ábside.

Aquí la podéis conocer: Catedral de Ourense

La catedral de Lugo

Igualmente en el siglo XII se originó la catedral de Santa María de Lugo. Si bien en la actualidad ese estilo románico se encuentra mezclado con las reformas posteriores, tanto góticas como barrocas o neoclásicas. Es decir, un edificio que por sí solo nos sirve para dar un paseo por la historia del arte en la comunidad gallega.

Lugo, una ciudad que os ofrece monumentos únicos como sus excepcionales murallas romanas, pero también otros tan desconocidos como interesantes. Ese es el caso de su catedral.

Aquí la podéis conocer: Catedral de Lugo

La catedral de Mondoñedo


El origen de la misma hay que buscarlo en la cercana basílica de San Martiño, que al fin y al cabo se considera la primera catedral que hubo en España. Sin embargo, esa sede se trasladó a la población de Mondoñedo en el siglo XII, más al refugio de posibles invasiones que llegaban por mar a estas tierras de Lugo.

La Catedral Basílica de la Asunción, declarada Monumento Nacional en 1902, se empieza a construir en 1219 y se consagra por el Obispo Martín en 1248. El crucero y sacristía se realizaron con posterioridad siguiendo el estilo gótico. Entre los ss. XVI y XVII se abrió la girola para obtener mayor amplitud y se prolongaron las naves laterales, y en el XVIII se realiza una importante modificación en la fachada con la construcción de dos torres de tres cuerpos rematadas con cúpulas y se añade un tramo más a cada lado del crucero, por lo que resulta un templo amalgama de varios estilos arquitectónicos. De planta rectangular, consta de tres naves, crucero, capilla mayor, girola rectangular y claustro, fabricada con sillería granítica y cubierta con pizarra. Fachada con la primitiva portada románica de dos arquivoltas y seis columnas, rosetón ojival central y dos torres barrocas a cada lado, con la figura de San Rosendo Obispo (patrón de Mondoñedo) en la parte superior. Interior: retablo mayor rococó, pinturas murales, coro, órganos y claustro. También desde el interior, al fondo de la nave derecha, se accede al Museo Cateralicio y Diocesano.

Aquí la podéis conocer: Catedral de Mondoñedo

+ Info: Turismo.gal



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *