Senderismo en familia; Las mejores rutas de Pontevedra

Senderismo en familia; Os presentamos algunas de las mejores rutas para realizar en familiar por la provincia de Pontevedra.

Que hay más bonito que hacer senderismo en familia con tus hijos por la naturaleza. Nada más sano que respirar aire puro, nada más beneficioso que caminar. Y si del corazón hablásemos, a este lo tendríamos la mar de contento porque le brindaríamos la salud del ejercicio sano y la suerte de llenarlo con emociones.

Cualquier estación es buena para una ruta de senderismo, pero si hay alguna que destaca sobre las demás es el otoño, y después la primavera por el contraste de colores y las temperaturas apacibles.

Por ello os presentamos algunas rutas fáciles para hacer en familia y disfrutar de la naturaleza como nunca.

Muíños Do Folón y Do Picón. O Rosal
Uno de los sitios más impresionantes de Galicia.

Una ruta de aproximadamente 3,5 Km que muestra 57 Molinos datados entre los s.XVIII y XIX, uno de los conjuntos históricos más importantes de toda la Península Ibérica y de toda Europa.

La zona de Folón la forman 36 molinos, mientras los muiños do Picón lo forman un total de 24, donde cada uno de ellos esconde la historia de una familia y su gran esfuerzo.

Esta pequeña ruta hará disfrutar al visitante de un atractivo recorrido por los conocidos molinos, declarados Bienes de Interés Cultural. Estas construcciones, situadas dentro de este municipio de hermoso y fragante nombre, se asientan en unas laderas que sirven de magnífico mirador sobre O Rosal, el monte Santa Tegra y sobre el Miño.

Los molinos destacan por la imponente maravilla de ingeniería tradicional que muestran, así como por su aparentemente frágil equilibrio sobre las costas donde se encuentran.

Senderismo en familia

Sendero del Río Eifonso. Bembrive

Ruta de bosques autóctonos, molinos y ermitas.

Cerquita de Vigo, el tiempo se detiene, la naturaleza gallega se respeta y viajar a otros tiempos es posible.

En esta ruta de aproximadamente 4 Km, los árboles centenarios crecen al son del río Eifonso y es por ello que se conoce al lugar como sendero Eifonso, en homenaje a un río que surtía a los Vigueses con agua, limpia y cristalina.

El río Eifonso acompañará nuestra ruta y en su curso nos regalará una espectacular cascada, varios molinos, una pontella y un entorno de cuento en el que quizás veamos alguna que otra «hada».

Senderismo en familia Pontevedra

Monte Penide. Redondela. 

Hoy nos vamos a Redondela para descubrir un monte mágico, Monte Penide o también conocido como Mirallo.

Un monte que esconde grandes joyas patrimoniales de la prehistoria, ya que el yacimiento está considerado una de las mayores concentraciones de enterramientos tumulares del noroeste peninsular.

La zona cuenta con un conjunto de 32 túmulos del periodo Neolítico, con unos 6.000 años de antigüedad, declarados conjunto histórico-artístico en 1970. Entre ellos destaca por su estado de conservación la mámoa do Rei, el único que se encuentra actualmente excavado y señalizado. Además el complejo arqueológico contiene numerosos petroglifos como los de Chan da Cruz, Coutada do Corno, Chan do Rato, Poza da Lagoa y Coto Fenteira.

Un lugar que te encantará en cualquier estación, una gran zona de esparcimiento en la que disfrutar de la mejor lección de historia al aire libre, túmulos, petroglifos, castros…

Senderismo en familia Pontevedra

Salcedo Máxico

Una excursión familiar que os va a encantar; veremos molinos, un castro y una aldea prehistórica que hará las delicias de los más pequeños. Una ruta circular de más o menos un kilómetro y medio, muy fácil de más o menos una hora sin agobios y muy divertida.

Empezamos en el roteiro das Mouras que es un recorrido cultural que pretende unir y poner en valor parte del rico patrimonio etnográfico, arqueológico e inmaterial de la parroquia de San Martiño de Salcedo.

Uno de los puntos destacados es el Castro das Croas de Salcedo. Se trata de la recreación de un poblado de la Edad de Cobre o Calcolítico.

La parcela en la que se ubica la aldea cuenta con 1.500 metros cuadrados y está formado por una cabaña comunal, tres pallozas, corrales, fosas de almacenaje, un estanque y una zona en la que se recrea las hogueras que hacían los antiguos moradores de estas aldeas.

Tras la visita al castro, emprendemos nuestra andaina visitando os muíños do Batán, un conjunto de molinos de gran interés etnográfico, bañados por el río Batán.

Senderismo en familia Pontevedra

Monte facho. Cangas. 

Un monte con historia. Uno de los santuarios más antiguos de Galicia.

El monte Facho es quizás uno de los lugares más famosos de Cangas y también de Galicia, bien sea por su emplazamiento en el que se nos regalaran las mejores vistas al paraíso o por nuestras raíces, ya que en él habita un hermoso Castro.

Quizás lo que más te suene de aquí es la caracola, esa gran obra escultórica en la que todos se quieren sacar una foto, te puedes parar y hacerlo pues el Monte Facho es el que ves justo arriba, estamos muy cerquita.

Lo bueno, requiere un esfuerzo y tendremos que subir para conseguir conquistar una Garita mágica vigilando el mar. Y cómo no, visitaremos un maravilloso castro. Un lugar mágico que está deseando ser descubierto por pequeños arqueólogos.

Aquí moraban nuestros antepasados y nuestro patrimonio está muy presente.

Comenzamos la ruta desde la caracola, sin prisas para llegar a los pies del promontorio y observaremos una calzada de piedra centenaria que asciende hasta lo alto del Monte Facho. En ella tatuadas han dejado sus marcas los carros.

La palabra “facho” significa antorcha, y el término “donón” era una palabra celta que significa recinto de piedra.

Arriba veremos las excavaciones del poblado castrexo llamado Beróbriga, con casi 50 castros circulares que miden entre 5 y 7 metros cada uno. Aquí se encontraron numerosas Aras Romanas en las que ellos también le rendían culto, una de ellas tiene inscripciones en latín.

Monte Facho

Monte Aloia. Tui.

El Monte Aloia tiene unos 10 km de sendas en un paisaje singular. Es el resultado de una exótica repoblación realizada hace 100 años con cipreses, abetos y cedros del Líbano.

Declarado Parque Natural en 1978, el primero de Galicia, el monte Aloia es una auténtica atalaya a 700 m de altura con 5 miradores y extraordinarias vistas sobre el río Miño. En el monte hay restos prehistóricos y romanos y su historia está rodeada de leyendas. También que este es el mítico Monte Medulio, escenario del suicidio colectivo de las tribus celtas antes de caer en manos de los romanos. Tal vez.

Hoy el Monte Aloia es una sinfonía de color en las alturas que cambia con cada estación: el amarillo del tojo y la retama, el blanco de la jara, el lila del brezo…

El Aloia sabe que es atractivo en una tierra tocada por la bondad en lo climatológico y exuberante en lo natural que ha conocido a lo largo de su historia usos defensivos, religiosos, forestales y recreativos.

La sierra de O Galiñeiro, que se eleva como pequeño cordal montañoso en primera línea de costa, parte de cotas por debajo de los cien metros de altitud y asciende hasta los 629 metros en el alto de San Xián. La colina domina el paisaje, calificado como atalaya sobre el Miño. Todos los riachuelos que nacen del Aloia buscan el valle del Miño en un corto trayecto de brava revelación de su pasado molinero.

En los días claros el Aloia no defrauda con las vistas panorámicas.

En el Centro de Visitantes “Casa do Enxeñeiro Areses” encontraremos una exposición permanente y amplia información sobre el Parque. De aquí parten las seis rutas para conocer el monte. Los itinerarios enlazan cinco miradores, otras tantas áreas recreativas y siete molinos de agua visitables (Ruta de los molinos del Tripes y Ruta de los molinos de Paredes). En total, más de diez kilómetros de recorridos. Entre ellos se incluye una senda botánica que muestra con paneles explicativos la diversidad vegetal y enseña a identificar las especies a través de juegos.

El lugar más visitado y centro de las tradiciones populares es la ermita del Alto de San Xián. El santuario de origen románico y la escalinata hasta la Fuente del Santo reconstruidas en el siglo XVIII responderían a una antigua cristianización del culto a las piedras y otros elementos de la naturaleza. Los rituales hablan de la lastra de la cama en la cual parece ser que dormía el santo y donde no crece la hierba, o la piedra del agua y la piedra del sol para realizar peticiones meteorológicas.

La más vieja ruta a pie es la del castro del Alto dos Cubos, una citania de la cual se conserva el muro de 1.250 metros de longitud que por estar hecho de grandes piedras sin argamasa recibe el curioso nombre de muralla ciclópea.

Monte Aloia

Sendero Muíños de Barosa. Barro. 

Sin ninguna duda, uno de los sitios más bonitos que tenemos en la provincia de Pontevedra es el Parque Natural de Barosa.

Es una ruta de algo más de 2 kilómetros en la que descubriréis el parque del río Barosa en el municipio de Barro (Pontevedra). Podréis disfrutar de la cascada de agua y de los molinos de agua recuperados. Hay además una área recreativa con mesas, fuentes, barbacoas y servicios, además de un restaurante construido en uno de los molinos.

El Parque del rio Barosa lo forman 17 molinos de agua de piedra situados en los márgenes del río, perfectamente integrados en el entorno natural, y una preciosísima cascada.

Es ideal para ir con niños, porque además de ser totalmente accesible con el coche y tener fácil aparcamiento, disfrutarán tanto como nosotros de la naturaleza en estado puro.

Muiños de Barosa

Ruta de Con Negro. O Grove.

La ruta de Con Negro presenta casi 4 kilómetros de senderismo en el municipio de O Grove. Podréis disfrutar de varios arenales de pequeñas dimensiones como las playas de Con Negro, Aguieira o de A Poza, Barreiro y Castiñeira. Desde O Conchido, donde podréis ver una batería militar, este sendero bordea la costa atravesando playas salvajes y poco transitadas, sin perder de vista el mar.

Ruta de Con Negro. O Grove.

Sendero Azul del Litoral. A Guarda
La senda litoral permite recorrer la costa de A Guarda desde el puerto hasta la desembocadura del río Miño, finalizando en la Playa de O Muíño. La senda es peatonal en sus 3.6 km y para bicicletas hasta la mitad del recorrido. Esta senda permite disfrutar de la belleza de la costa y de la grandiosidad del océano.

Sendero Azul del Litoral. A Guarda

Cascadas de Parafita. Valga.

Se puede llegar con el coche. Antes de llegar a la aldea de Parafita, en el primer cruce a mano izquierda hay un centro social y un parque infantil, nos desviaremos a la izquierda y subiremos, y nuevamente el primer desvío a la izquierda. El coche llega hasta el final, ya que hay un espacio en círculo en donde podemos girar y aparcar.

Todo el lugar se recorre a través de una pasarela y escaleras de madera en un recorrido de no más de 200 metros y un paisaje de cuento.

El sonido del agua, las cascadas (alguna con unos 6 metros de alto), las pozas, los molinos alguno de ellos restaurado, la estructura de pasarelas, puentes, un lugar muy bonito para disfrutar un ratito en plena naturaleza.

Cascadas de Parafita. Valga.

Senda costera de Areamilla. Cangas. 

Una ruta de 3,5 km (ida), muy bonita, fácil y estupenda para hacer con los peques.

Nos vamos hasta Cangas para iniciar el recorrido en la playa de Areamilla, desde allí comenzaremos nuestra ruta subiendo por el camino que hay a mano derecha (mirando hacia el mar).

Poquito después de comenzar a caminar nos encontraremos con una sorpresa, un túnel! Toda una aventura para los peques!

Y en cuanto salgáis del túnel comienza lo bueno! Un sendero por el que recorreremos toda la costa con unas vistas preciosas a la ría y a las islas Cíes.

En nuestro recorrido encontraremos además, un par de miradores con algún banco de piedra para descansar o simplemente contemplar las vistas, algunas playitas escondidas, una pequeña cascada y las furnas, unos orificios creados por el mar que excava desde abajo y que llegan hasta la senda (está todo bien señalizado y con vallas de protección, y en días de mucho oleaje parece que se puede oír el mar).

Seguimos nuestro camino y encontraremos la playa do Porto, la de Santa Marta y llegaremos a nuestro destino, la preciosa playa de Liméns, con 310 metros de belleza y sus dunas de 8,7 hectáreas.

Senda costera de Areamilla. Cangas. 

Cascada de Casariños. Fornelos de Montes. 

Nos dirigimos a Fornelos de Montes para acercarnos a la sierra de O Suído. Un enclave natural espectacular y en el que se esconde la fervenza de Casariños, una de las más bonitas de Galicia.

Veréis que después de entrar en la zona natural, seguiremos en coche carretera arriba y en la cima dejaremos el coche a un lado porque a poco que nos adentraremos en el sendero encontraremos un banco de piedra, yo diría que es el mirador perfecto. Desde allí las vistas son preciosas, y se puede contemplar la fervenza.

Desde el mismo banco de piedra, encontraréis un sendero que os llevará directamente a la cascada en cinco minutos, el acceso es fácil.

La fervenza tiene dos saltos de agua, uno de gran tamaño que cae hasta la poza y otro un poco más pequeño en la parte superior. Dicen que la Sierra de O Suído es el lugar en el que más llueve de toda la península, por lo que la fervenza lleva abundante agua gran parte del año, gracias a las lluvias constantes.

Además, no es difícil ver allí arriba, caballos y vacas disfrutando libremente de los pastos, y hay diferentes rutas bien señalizadas y aparentemente fáciles para toda la familia, como la “ruta dos chozos”, en la que encontraremos una gran variedad de construcciones de piedra (chozos) que daban cobijo a los antiguos pastores que se movían por la zona, en la Serra do Suído.

Cascada de Casariños

Área arqueológica de A Caeira. Poio. 

Ponemos rumbo a Pontevedra, concretamente hacia Poio, pocos metros después de pasar el puente de A Barca, nos dirigiremos hacia el Mirador de A Caeira.

Allí, además de unas vistas impresionantes de la ciudad de Pontevedra, encontraremos también el Área Arqueológica da Caeira, un espacio recuperado, en el que podremos ver un excepcional conjunto de arte rupestre prehistórico integrado por más de veinte petroglifos o grabados rupestres hechos en la roca.

La zona está muy bien acondicionada mediante un sendero y plataformas de madera que facilitan la visión de los petroglifos y es un paseo muy agradable.

Cuenta además con paneles informativos que nos sirven para que la visita sea una experiencia, además de lúdica, didáctica, en la que los peques disfrutarán del lugar y el paseo y podrán conocer algunas de las imágenes más famosas de los petroglifos gallegos, como son los ciervos, además de diferentes combinaciones circulares de al Edad de Bronce consideradas como uno de los testimonios más sorprendentes de la temática geométrica entre los grabados rupestres gallegos.

Una vez visto el mirador y el área arqueológica, al bajar encontraremos un merendero y un bonito parque infantil para que los peques disfruten un buen rato.

Podemos completar la visita en el Centro Arqueológico de A Caeira; allí conoceremos al detalle las características de los petroglifos existentes en el Municipio, además de los diferentes aspectos del modo de vida de la Edad de Bronce.

Cuenta con diversas instalaciones orientadas a los niños, como un juego multimedia con preguntas sobre esta época histórica.

Área arqueológica de A Caeira

Senda del río Louro y parque da pesqueira. Mos. 

El paseo del río Louro es muy frecuentado por los vecinos de la zona para hacer deporte, pasear y en definitiva para desconectar y disfrutar del paseo fluvial.

La senda tiene una longitud de unos 3km, que discurren a lo largo del río Louro, se puede hacer andando o en bici, es un recorrido muy fácil y completamente llano.

A lo largo del trayecto veréis que hay muchos paneles informativos, en los que nos cuentan cuál es la fauna y la flora del río Louro a su paso por Mos.

Alguna pequeña cascada, puentes de madera, algún que otro banco para descansar, zonas de cultivo…

río Louro y parque da pesqueira

Senda del río Tea y puente de Fillaboa. Salvaterra do Miño. 

El parque A Canuda, en Salvaterra de Miño es uno de los planes más completos para disfrutar con los peques. Una de las mayores áreas de recreo de todo el noroeste peninsular. Cuenta con un enorme parque infantil a orillas del Río Miño, un cuidado paseo, carril bici, aula de naturaleza con un pequeñito minizoo, recintos de aves, lago con patos y cisnes, mesas de picnic…

En el extremo final del parque y a orillas del río comienza un precioso sendero que nos llevará de ruta por un bonito paraje.

El recorrido es de 1 km y medio y está bien acondicionado, fantástico para un día soleado porque está lleno de árboles y al seguir el curso del río es muy agradable, hay bancos de vez en cuando para descansar, pasarelas de madera, fuentes,… A lo largo del camino podremos ver patos, cormoranes, grullas,…

Después de este recorrido de 1km y medio encontraréis un letrero que indica los siguientes lugares que nos vamos a encontrar, nosotros decidimos seguir hasta el puente medieval, un kilómetro más que merece sin duda la pena.

En realidad esta ruta sigue el curso del río Tea hasta la playa fluvial de A Freixa en Ponteareas. Son 17,5 km de ruta llana, fácil y muy bien señalizada.

Desde aquí, el camino ya no está acondicionado, pero la ruta es fácil y está bien señalizada, la siguiente parada será la illa de Fillaboa, una pequeña isla de 110.000 m2 en el delta que conforma el Miño con el río Tea.

Pasaremos por debajo de la vía del tren para llegar finalmente al precioso puente de Fillaboa, reconstruido en el siglo XV sobre un antiguo puente romano que consta de 4 arcos ojivales. El puente tiene una longitud de 70 m, con un ancho de 2 metros y medio y su altura en el punto central es de 11 metros. Además la calzada conserva su piedra original.

En definitiva, un paseo perfecto para llevar a los peques, porque es corto (2km y medio), llano y fácil, y con un montón de alicientes a nuestro paso que terminan en esta maravilla de puente.

Senda del río Tea

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,



1 comentario

  1. Nos gustaría mucho hacer senderismo, nos encanta la naturaleza, pero somos dos , y queremos saber si nos podemos unir a un grupo gracias

    Post a Reply

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *