Más de cuarenta músicos de la OSCyL se unen virtualmente para ofrecer un particular y sentido ‘Himno a la alegría’

5 de abril de 2020 12:00

Más de cuarenta músicos de la OSCyL se unen virtualmente para ofrecer un particular y sentido ‘Himno a la alegría’,

el cuarto movimiento de la ‘Novena sinfonía’ de Beethoven

La Orquesta Sinfónica de Castilla y León se une en la lejanía para lanzar un mensaje

de ánimo a la ciudadanía: “En momentos difíciles la música acorta distancias.

Desde cada hogar, juntos lo superaremos”. 

Bajo este lema, 42 integrantes de la OSCyL han logrado grabar desde sus casas el aclamado cuarto movimiento

de la ‘Novena Sinfonía’ de Ludwig van Beethoven, un tema que refleja luz, alegría divina y profana,

pacifista, luchadora, celestial y realista que sellaba la inmortalidad del genio alemán.

La Orquesta Sinfónica de Castilla y León ha querido lanzar un mensaje de ánimo a la ciudadanía en estos días difíciles

de confinamiento ante el coronavirus. 42 músicos de la OSCyL han conseguido grabar, desde sus casas y con los medios disponibles,

el cuarto movimiento de la ‘Novena Sinfonía’ de Ludwig van Beethoven (Bonn, 1770-Viena, 1827), su ‘Himno a la Alegría’.

La idea partía de Alejandro Climent, fagot en la Orquesta desde 2014, quien ha guiado el concierto sincronizando

a todos los músicos con una grabación de la propia Orquesta que han seguido como claqueta. Posteriormente,

el técnico de producción de la OSCyL Eduardo García ha montado, sincronizado y editado el vídeo, que puede verse

en el canal de YouTube de la Orquesta  https://youtu.be/uuhsprXMMOw así como en sus redes sociales.

“En momentos difíciles la música acorta distancias. Desde cada hogar, juntos lo superaremos”, dicta el mensaje escrito

que acompaña el concierto de poco más de tres minutos con el que los integrantes de la formación pretenden hacer

llegar a sus abonados y todos los melómanos de Castilla y León.

La Orquesta Sinfónica apoya, así, y rinde homenaje de la mejor forma que pueden hacer a todos aquellos que están

en primera línea de la batalla, y a quienes están en sus casas con el ‘Himno a la alegría’,

el último movimiento de la ‘Novena Sinfonía’, basado en el poema de Friedrich von Schiller ‘La Oda a la Alegría’,

escrito en noviembre de 1785.