James Bond: un personaje con mucha historia

“Mi nombre es Bond, James Bond” es probablemente una de las frases más famosas del cine y es cómo se presenta el agente secreto más famoso del mundo. Todo aquel que sea amante del cine conoce alguna de las frases típicas de James Bond y que han pasado a la historia como una seña de identidad del agente con licencia para matar. Pues bien, después de casi 70 años de la creación de este personaje ficticio, no solo sus frases son conocidas por muchos, sino que, más allá de lo que el personaje pueda significar o lo que ha llegado a ser con el paso de los años, una de las cosas más destacables sobre este agente son los actores que lo han representado durante toda su historia. Todo esto junto con unas de las mejores bandas sonoras de la historia del cine, hace que Bond sea uno de los personajes preferidos del cine.

James Bond: acción y elengacia

Las películas de James Bond son todo acción y elegancia pues sus escenas más interesantes comprenden desde tiroteos en algunas de las calles más conocidas de las capitales mundiales más importantes, hasta las famosas partidas de póker en mesas de casino donde el agente 007 muestra sus dotes con los juegos de casino como protagonistas. Quién sabe si en futuras películas James Bond aparecerá jugando en algún casino online con sus clásicos en lugar de en uno físico.

Es por todo lo que envuelve a las películas del agente 007 que no cualquiera sirve para encarnar a este personaje. De hecho, para su elección se sigue un proceso bastante exigente en donde incluso el publico participa dando su opinión. Bond es un tipo audaz, inteligente, reservado, observador, pero, sobre todo, elegante. El poder de atracción rozando lo hipnótico y la habilidad para ligar con mujeres extremadamente bellas convierte a Bond en uno de los hombres preferidos por todos, un icono de belleza al que todos nos hemos rendido alguna vez.

Los actores que representan al personaje

Durante sus años de vida desde que fue creado por el escritor Ian Fleming, este personaje icónico del cine ha sido representado por hasta 8 actores diferentes. El primer afortunado en enfundarse el traje de chaqueta más representativo del cine fue Barry Nelson en Casino Royale en 1954. Lo cierto es que, James Bond todavía no era tan conocido por esta época y lo que apuntaba maneras para ser todo un éxito se quedó, simplemente, en una película más del cine. Es por esta razón que el conocido como primer James Bond de la historia es Sean Connery, abriendo la puerta del éxito para el agente 007 y llegando a encarnar al personaje en 7 de sus películas. Fue en 1983 con Never Say Never Again cuando decidió colgar el esmoquin para no representarlo nunca más. David Niven, George Lazenby fueron dos de los actores que siguieron a Sean Connery pero que pasaron de pies puntillas por la gran pantalla interpretando al agente secreto y los cuales no tuvieron mucho éxito; es por ello que quizá sean de los menos recordados. Ya en 1973, Roger Moore enamoró al público con su interpretación y siendo el más longevo puesto que fue agente al servicio de la Reina hasta los 60 años. Años después, en 1987, Timothy Dalton y Pierce Brosnan se disputaron el papel siendo el primero en hacerse con la victoria. A pesar de ello, en 1995 se escogió a Brosnan para interpretar a Bond en la película Goldeneye, siendo considerado uno de los mejores James Bond de la historia. Algo llamativo sobre Brosnan es que fue el único Bond que podía hacer otros papeles a la vez, algo que no se le permitió a ningún otro por contrato. Es desde el 2006 que Daniel Craig es el encargado en vestirse con el traje de chaqueta más deseado, disputándose el papel con hasta 17 actores. Está claro que Craig pasará a la historia del cine por ser el primer James Bond rubio de la historia, algo por lo que fue muy criticado pero que, al final, ha sabido ganarse los corazones de todos los fans de la larga historia del agente secreto. Y quien sabe qué le deparará el futuro a este agente, se comenta incluso que podría ser interpretado próximamente por una mujer.

En definitiva, James Bond es todo un gentleman que no puede ser interpretado por cualquiera. Con unas características muy marcadas y una personalidad muy fuerte, todos los actores que han interpretado a este personaje reúnen una característica común: la elegancia en estado puro.

 



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *