El Hormiguero confiesa que la TV China les estafó

‘El Hormiguero’ cuenta con fans y detractores, pero se ha convertido un éxito. Ha generado algunas polémicas pero tanto ha sido su alcance, que muchas televisiones de otros países han comprado el formato. El equipo revela ahora que la televisión China les estafó, haciendo un plagio del programa español.

‘El Hormiguero’ se emite en muchos otros países

El programa se ha convertido en uno de los más exitosos del país, y en muchos países han decidido comprar el formato. Jorge Salvador explicaba en su sección del programa todos los lugares a los que han llegado, y también comentaba la estafa que sufrieron por parte de la televisión china.

En esta divertida sección hablaron sobre las diferencias de ‘El Hormiguero’ en otros países, como el hecho de que en México las hormigas se llaman Pichas y Cachas. También mostraron imágenes del programa en Portugal, Brasil o Chile.

La estafa de la televisión china

Durante la sección tambien hablaron sobre este caso, algo que los espectadores desconocían. Comentaron lo complicado que es vender un programa al país asiático. El Gobierno establece muchas restricciones para la emisión de programas que no son originales del país. Tras llegar a negociaciones en 2011, China compró los derechos de ‘El Hormiguero’.

El equipó chino viajó hasta España para aprender cómo realizar el programa durante una semana. Les enseñaron cómo realizaban todas las secciones, las entrevistas, el papel de cada colaborador, etcétera. Salvador comentaba entre risas lo distinto que era negociar con ellos, ya que la cultura es muy distinta. Tras invitaciones a restaurantes y algunos regalos, el equipo parecía estar muy contento.

La primera temporada se emitió con buenos resultados, pero tras una renovación, lo que parecía una buena relación acabó en conflicto. La cesión de los derechos no continuó en el que sería el tercer año de emisión.

Al cabo de un año, Salvador volvió a pensar en aquellos, y tras una investigación por internet descubrió que el programa se seguía realizando, «les llamábamos y no contestaban». En el programa asiático estaban copiando todos los contenidos que el programa español emitía día a día.

El plagio era más que evidente, pero en vez de tomárselo como algo serio, los abogados del programa asiático se pusieron a reír. A pesar de todo ello, el programa sigue emitiéndose en China, y solo han pagado por sus derechos los dos primeros años.



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *