La hostelería Burgalesa y de Castilla y León se une para plantar cara a las medidas del Gobierno en la desescalada

Desde anoche vemos como muchos bares de nuestra ciudad publican en sus redes un anuncio que dice ‘Se Traspasa’. Junto a Hostelería y Turismo de Castilla y León y la Federación de Empresarios de Hostelería en Burgos los bares alzan la voz. Esta iniciativa pretende plantar cara a las medidas del Gobierno en la desescalada.

Platos de cuchara en Burgos

La Hostelería planta cara a las medidas de la desescalada

Parece que el sector hostelero de Burgos y de Castilla y León se ha puesto de acuerdo en alzar la voz. Unidos, esta vez sí, ante la más que precaria situación que se les presenta. Las redes sociales de los bares burgaleses se inundan con imagénes del cartel ‘Se traspasa‘, junto a los mensajes ‘Queremos, no podemos’, ‘Sin seguridad no abrimos’ o ‘Somos 1.7 millones’. A su vez, se lanzan hastaghs como #Hosteleríasegura o #Españasequedasincaña.

Tras el anuncio de las nuevas medidas que ha planteado el Gobierno para comenzar la desescalada, el clamor ha sido inmediato. Las 9 Federaciones provinciales de Castilla y León, a través de la Confederación Regional de Hostelería, se han unido para reivindicar un plan de apoyo específico para el sector. «No se puede dejar al margen de convenios o acciones de apoyo concretas a un sector estratégico como lo es el de la Hostelería. La Hostelería no es sólo turismo, abarca mucho más y así se tiene que tratar», anunciaba la Federación de Hostelería de Burgos en sus redes sociales.

La Confederiación de Federaciones de Hosteleros de Castilla y León, entre ellas la de Burgos, han definido una serie de propuestas. De esta forma tratarán de paliar el golpe que conllevaría aplicar este nuevo planteamiento. Las propuestas son:

  • Ampliación del aforo
  • Flexibilización del Erte
  • Moratoria de impuestos hasta final de año
  • Derogación de las medidas de mantenimiento de empleo después del Erte

La Confederación ha emitido el ‘Plan de Choque y Medidas para la subsistencia y apoyo al sector hostelero de Castilla y León‘. En él tratan el agravio comparativo con otros sectores que se han visto apoyados por ayudas y subvenciones. Piden que se establezcan medidas que favorezcan la reactivación del sector.

Las propuestas del plan de desescalada son inviables en la hostelería

Es perfectamente comprensible que la gran mayoría de bares no pueden abrir con un 30% del aforo, pero además resulta imposible hacerlo manteniendo el 100% de la plantilla. También  entendible que clamen por que la disposición adicional sexta del decreto que regula el ERTE por causa de fuerza mayor no sea de aplicación. Esta disposición  obliga a mantener la misma plantilla durante seis meses desde que se reanude la actividad“¿Alguien piensa que es aplicable en este sector exigiéndole su reanudación de actividad con estas mermadas condiciones?” dice la hostelería muy descontenta al conocer las nuevas medidas.

Cualquiera que conozca un poco las cuentas de un establecimiento de hostelería es consciente de la inviabilidad económica de que la hostelería siga las medidas propuestas desde Moncloa, para la mayaría de los establecimientos. Los cálculos no salen. Pretender que reanuden su actividad con el 30% del aforo, tal como se ha regulado el citado decreto, no es una elección, es una condena.

Por otro lado, en el sector no han gustado las duras declaraciones al respecto de la Ministra Teresa Ribero, que decía: “quien no se sienta cómodo puede permanecer cerrado”.

Salvo que en la mente del Gobierno esté prorrogar el ERTE para aquellos a los que estas condiciones les resulten inviables, las declaraciones resultan inaceptables”

Son reseñables las declaraciones de  Hostelería de España’, que agrupa 300.000 bares y restaurante españoles. Su presidente José Luis Yzuel, indica «Las medidas han sido precipitadas, con falta de consenso del sector y con muchas incógnitas todavía por despejar” es «indignante y una tomadura de pelo que puedan hablar de desescalada, de días y de apertura y de condiciones sin comunicar ninguna de las medidas que les hemos pedido para seguir vivos. […] Por dignidad, la hostelería no va a a abrir si no se aclaran estas condiciones que necesitamos para seguir vivos»

En todo caso parece que están fraguándose las peticiones en Burgos, en Castilla y León y  en toda España. Peticiones de un sector que representa el 6.2% del PIB y  que una vez definidas se presentarán ante las autoridades vinculadas.

Etiquetas: , ,



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *