Olafur Eliasson ‘En la vida real’ en el Guggenheim

Se trata de una de las exposiciones más esperadas de la temporada. El artista danés-islandés Olafur Eliasson  (1967) presenta su obra en el museo Guggenheim de Bilbao. Tras haber superado todas las expectativas en el Tate Mordern de Londres, ahora se puede disfrutar en la Villa de sus más vanguardistas creaciones. Una treintena de obras que transmiten uno de los mayores intereses del creador: la búsqueda constante, el autocuestionamiento del ser humano, la manera en la que percibimos el mundo que nos rodea.

El que se decida a recorrer los pasillos en los que se expone su obra no será un simple consumidor de Arte, sino un sujeto activo de la experiencia artística.  Y es que de eso trata esta exposición: de experimentar a través de los sentidos (conocidos son sus los ruidos de cascada), los movimientos, las percepciones, la geometría o los elementos matemáticos. Siempre, poniendo el foco
en la naturaleza y lo que esta puede producir sensorialmente.

Una vez más, Olafur Eliasson evidencia uno de los trasfondos de su obra: que lo estético, por lo menos en este caso, no está por encima de lo ético, abogando así en todo momento por la sostenibilidad y la relación natural con el medio ambiente, así como su preocupación por el cambio climático. Esto va en la línea de la labor altruista del artista, quien también ha desempeñado en algunos momentos labores como la realización de construcciones que permiten dar luz a aquellos entornos donde no llega el suministro eléctrico o las experiencias a través del arte para personas con la condición de refugiados. Un artista que no entiende su propia obra sin la interrelación con las problemáticas y realidades del mundo actual.

Por otra parte, otro de los ejes que vertebran su producción artística son los proyectos  arquitectónicos: el interés por los elementos urbanísticos y la relación de estos con la comunidad social en la que se inscriben. El museo no solo termina en las fronteras físicas del mismo, sino que trasciende a él. Como recuerdan desde el propio Guggenheim Bilbao, para Olafur Eliasson “el arte no es el
objeto, sino que el objeto hace al mundo».

Olafur estará en el museo hasta el mes de junio

La exposición podrá visitarse hasta el 21 de junio en las salas 205, 206 y 209 del museo. Además, el 1 de abril  Marta Arzak, subdirectora de Educación e Interpretación, explicará cuestiones didácticas y de interés para los asistentes, en un encuentro que promete ser muy instructivo para los amantes o estudiosos del Arte. Una vez más, el museo Guggenheim se coloca de nuevo a la vanguardia de las expresiones artísticas contemporáneas más diferenciales y de mayor calidad.

Etiquetas: ,



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *