Lo bueno conocido

¡Qué primavera más bonita estamos teniendo! La saboreamos con placer porque, tras largas semanas encerrados, ahora estamos aprendiendo a valorar ciertas cosas que antes dábamos por hechas. Así que todo es propicio para seguir descubriendo y disfrutando de nuestro entorno.

Como siempre, comenzaré por lo más cercano, aquí en Bizkaia, redescubriendo localidades que creíamos conocer bien, pero nada más lejos de la realidad. En esta ocasión mi propuesta arranca en Las Arenas, Getxo, en uno de los lugares más emblemáticos de Bizkaia, el Puente Colgante. El primer puente transbordador construido en el mundo de estructura metálica, entre 1887 y 1893. Para cruzar a Portugalete tenemos 2 opciones, hacerlo en la barcaza o, aún más emocionante y espectacular, hacerlo por la pasarela superior del puente, las vistas desde aquí merecen la pena.

Una vez en la villa jarrillera podemos empezar por la oficina de turismo de Portugalete, ubicada en un edificio singular de factura clasicista en el céntrico Paseo de la Canilla. Desde aquí recorreremos puntos destacados como el Museo Rialia, en el mismo paseo de la Canilla. Este interesante museo pretende recuperar y difundir los vestigios de nuestro pasado industrial. Seguimos nuestro recorrido por la Plaza Solar, dónde destacan el Ayuntamiento, de estilo neoclásico, construido el año 1883 por Atanasio Anduiza. Es de planta rectangular, bajos porticados y predomina en el conjunto la sobriedad de sus líneas.

Otro punto interesante de esta plaza es el kiosko de la música, construido por Emiliano Pagazaurtundúa en 1912. Es de estilo ecléctico, con claras influencias mudéjares y clásicas. El Kiosco es centro de reunión, famoso por sus chicharrillos o bailes, y por los conciertos que la banda municipal ofrece los domingos alternos. Todos los martes, jueves y sábados del año, en torno al Quiosco de la Música, la Plaza del Solar se convierte en mercado al aire libre, llamado “Mercado de las aldeanas”, donde tenemos la oportunidad de adquirir flores, plantas y productos de la huerta.  

No podemos irnos de Portugalete sin visitar su Casco Histórico, declarado Conjunto Monumental, en el año 1996, atesora rincones, calles y plazas de gran solera. Podemos atravesar las tres calles que formaron la antigua Villa medieval: La calle Coscojales, la calle Víctor Chávarri, popularmente conocida como calle del Medio y la calle Santa María. Son llamativas sus empinadas cuestas y su pavimento empedrado.

Para ir terminando la visita nos acercaremos a la Torre Salazar, antigua casa-torre medieval construida a finales del siglo XV.  Perteneciente al linaje de los Salazar en Portugalete. En el año 2003 el Ayuntamiento adquirió y reconstruyó la torre para ser destinada a fines culturales, en su interior alberga un Museo y un restaurante de alta cocina vasca.   Y por último, es también visita obligada la Basílica de Santa María. La Basílica data de finales del siglo XV. Está construida en sillería arenisca y su ejecución duró casi un siglo.

 

Sobre ruedas por el pantano de Vitoria

El entorno de Vitoria-Gasteiz, al no tener grandes  desniveles, es ideal para realizar rutas en bici. Una alternativa fácil y bonita es la ruta por el embalse de Ullíbarri Gamboa entre Garaio y Azua, un recorrido circular de 13 kilómetros que nos lleva a recorrer la orilla de este impresionante paraje natural, apto para toda la familia. Un buen punto de partida es el último parking de Garaio, junto a él encontramos un pequeño panel informativo que nos da información del entorno y nos indica la dirección que debemos seguir. Aquí nos dirigimos hacia la orilla y cogemos la pista de tierra y piedra para recorrer el perímetro del pantano. Una vez en esta pista, solamente debemos seguir las marcas de este itinerario, no tiene pérdida.

Tras apenas 500 metros nos encontramos con la impresionante pasarela sobre el agua que cruza el embalse de lado a lado. Se trata de la pasarela del Zadorra, de 208 metros de longitud. Es recomendable bajar de la bici para cruzarla. Al llegar al otro extremo giramos a la izquierda y volvemos a la pista hasta llegar a la pasarela de Azua, de 432 metros. Al llegar al otro extremo nos dirigimos hacia Azua, giramos a la izquierda. Pasamos por el núcleo urbano de Azua, donde encontramos una antigua iglesia en ruinas y un par de casas antes de adentrarnos por completo en los humedales de Lubiano.

El resto de la ruta sigue por la orilla del pantano hasta llegar a una zona en la que el camino nos saca directamente del pantano, una señal nos marca la dirección por la que volveremos a nuestro punto de origen, el Parque Provincial de Garaio (3,5 km). Llegados a este punto volvemos a pasar por un pequeño núcleo urbano, se trata del barrio de Urizar, una señal vuelve a indicarnos que debemos desviarnos a mano izquierda. Nos acercamos al que parece ser el dique del embalse. Seguimos la ruta, esta vez un poco más alejados del agua.  Más tarde llegaremos hasta un observatorio de aves, estamos en una de las zonas inundables del recorrido.V olvemos a recorrer varias pasarelas, esta vez más pequeñas y estrechas, pero de gran encanto. Al terminar de recorrer estas pasarelas llegamos a la entrada del Parque Provincial de Garaio.

Si haces el recorrido en verano es el momento de aprovechar y darse un baño como merecido premio por el esfuerzo realizado.

 

De pintxos por Donosti

Y para rematar las rutas de esta semana, un clásico. Nos vamos de pintxos por la parte vieja de Donosti. El paseo al mediodía por sus estrechas calles debe hacerse con calma, acompañando el txakolí o la sidra con los excelentes pintxos. Entre las posibles paradas, merece la pena un alto en el Tamboril (Pescadería 2) con sus champiñones, en el Martínez (31 de agosto 13) con sus pintxos de marisco o, en la misma calle, A Fuego Negro (31 de agosto 31) con originales bocados merecedores de varios premios. Tampoco hay que olvidarse de las magníficas brochetas del Goiz-Argi (Fermín Calbetón 4), las ricas anchoas del Txepetxa (Pescadería 5), la bien colmada barra del Ganbara (San Jerónimo 21), los pintxos de pescado de Bernardo Etxea (Puerto 7) o los sabrosos mini-bocados del Txuleta (31 de agosto 40).

 

 

Por Susana Tobarra,

 

Este y otros contenidos en el número más reciente de La Ría Del Ocio



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *