Entrevista a La Jetée

Entrevistamos a La Jetée, grupo que toma su nombre prestado de la película de Chris Marker de 1967. Estilísticamente, La Jetée se acercan al espíritu del noise y el shoegaze más guitarrero de los años 90, de grupos como My Bloody Valentine, Dinosaur Jr. o Los Planetas, y lo combinan con la música electrónica o el post-rock de grupos como Mogwai o 65daysofstatic. Al final hay quien dice que lo que les ha salido es “indie”.

-¿Cuáles son vuestros orígenes? ¿Cómo se forma la banda?

La Jetée nació a principios de 2017. Elío (guitarra y voz) llevaba algunos años -antes incluso de mudarse a Alicante- dándole vueltas a un proyecto de estilo post-rock, instrumental, bastante experimental, pero a la vista de que era complicado encontrar músicos, desistió y comenzó a grabar temas por su cuenta. Estos temas, con el tiempo, terminaron mutando, teniendo letras y voz, y entonces los astros se alinearon y aparecieron los músicos adecuados. Cada uno de un lugar: Tarragona, Elche, Alcoy, León… Y parece que esta es una constante en nosotros porque cuando Adri (nuestro anterior guitarra) se volvió a Tarragona, quien entró a sustituirlo, Miguel, era de Jijona.

En especial fue clave la aparición de Ceci, casi por casualidad, por su amistad con un bajista que tuvimos durante unos meses. Los temas llevaban bastante carga electrónica y Ceci es pianista, de clásica, pero le encantan los sintetizadores y el pop. Ese combo es muy difícil de encontrar en general, pero es que en Alicante es misión casi imposible y si ella no hubiese aparecido La Jetée no sonaría como suena o tendríamos que llevar muchas cosas pregrabadas en directo, lo cual nos condicionaría muchísimo. Además, cada vez está tomando más importancia su voz en nuestro sonido.

Tampoco podemos olvidarnos de Álex, que tras probar algo así como un millón de bajistas y desesperarnos, ha pasado a ser nuestro bajista de directo. Tras producir nuestro primer EP en su estudio, Harrisound, trabamos amistad, le gustó el proyecto y desde entonces es quien se encarga de las cuatro cuerdas.

-A nivel musical, ¿qué influencias tenéis?

Entre la que sabemos que tenemos y las que nos encuentran quienes nos escuchan… ¡muchas! Por no extendernos mucho diremos que cualquier cosa que se salga de lo convencional. Preferimos irnos a un concierto de gente como Atención Tsunami, El Lado Oscuro de la Broca o Monte Terror que de Vetusta Morla. No obstante somos muy eclécticos, disfrutamos mucho de cosas tan dispares como Angelo Badalamenti, Aphex Twin, Los Punsetes o Wilco; lo mismo escuchamos guitarras que bailamos una sesión de techno.

-Vuestro sonido se encuentra a caballo entre varios géneros, ¿cuáles son vuestras referencias musicales?

Los referentes iniciales y conscientes de La Jetée eran fundamentalmente dos: el sonido noise de guitarras de los años 90 (Dinosaur Jr., El Inquilino Comunista, etc) y el espíritu del post-rock de gente como Mogwai, Maybeshewill o Explosions in the Sky; sus evoluciones, su experimentación, etc. Todo esto mezclado con un toque de música electrónica, sintetizadores, cajas de ritmos… Este era el punto de partida, pero nos gustan muchas más cosas y, al final, salen. El otro día un periodista nos decía que, de hecho, le recordamos más a muchas cosas de los 80 que de los 90, y no es descabellado; nos gusta la new wave, el synth-pop y el post-punk de esa década y la forma en que integramos los sintetizadores puede evocar a aquella música.

-La formación la componéis músicos de diferentes lugares. ¿Cómo lo hacéis en vuestro día a día para darle forma al proyecto?

Tenemos nuestro local de ensayo más o menos en el punto medio de los lugares donde vivimos todos: San Vicente del Raspeig. Por suerte nuestros horarios de trabajo (del trabajo que nos da de comer de verdad) son bastante similares y nos permiten sacar un par de ensayos a la semana, aunque eso supone que esos días cenemos a medianoche. También nos ayuda a ser más ágiles la capacidad de grabar ideas en nuestras casas y pasárnoslas por internet, así podemos llevar trabajo adelantado al local.

-Habéis publicado recientemente vuestro último trabajo ‘Produce Monstruos’, con una clara referencia a Goya. ¿Qué aceptación está teniendo?

¡Muy buena! No vendemos discos como venden Izal, pero a nuestra escala está teniendo una aceptación muy buena. Estamos recibiendo comentarios positivos y completamente espontáneos de otras bandas de la escena que nos encantan y a las que no conocemos personalmente (porque si te lo dicen tus amigos, es trampa), y estamos llamando la atención de prensa como la revista Mondo Sonoro, que para nosotros es un éxito. Que una de las revistas sobre música más importantes del país te tenga en cuenta, lo es. Con el primer EP ya habíamos notado cierta atención, habíamos recibido algún que otro premio, etc… pero con Produce Monstruos hemos notado más aún y eso lo valoramos muy positivamente, la evolución siempre es positiva y carga las pilas.

-¿Qué meta os ponéis como banda? ¿Algún sueño por cumplir?

Es una pregunta complicada porque no tiene una respuesta específica. No nos ponemos ningún límite, nos encantará acompañar a La Jetée hasta donde sea que llegue, pero no hay un punto concreto al que soñemos llegar. Por un lado, nuestra meta es estar satisfechos con el resultado de lo que hacemos. Nos lo tomamos muy en serio, como si fuera un trabajo, porque no entendemos la música de otro modo y consideramos que sin trabajo, no hay resultados. Disfrutamos mucho cuando grabamos algo, por ejemplo, y es a nosotros mismos a los primeros a quienes les gusta, pero para llegar a ese momento de satisfacción hay que trabajar antes. Y, por otro lado, nos encanta tocar, hacer directos; y para hacer directos necesitas público; y para que haya público deben conocerte, tu música debe sonar en todos los rincones posibles, así que en cierto modo las metas son esas: hacer música que nos deje satisfechos, que después la escuche tanta gente como se pueda, a ser posible que les guste y de ese modo tener la oportunidad de compartirla en directo con ellos. Pero no diríamos que es un “sueño”. Tenemos los pies bastante en la tierra.

-Habéis creado el colectivo ‘Sindicato Ruido Costablanca’, ¿cuál es su objetivo?

Se trata de un colectivo de bandas y artistas que nos gustan de la provincia. Echamos mucho de menos la colectividad en Alicante, cada cual va a lo suyo, hay muchas envidias, hay muchos supuestos músicos que molestan más que aportan, etc… Y además hay muy pocos proyectos que nos resulten interesantes por estos lares, así que decidimos comentárselo tanto a las bandas que conocíamos y que nos gustan, como a las que nos gustan pero no conocíamos personalmente. La idea era, como mínimo, estar en contacto, estar al día de qué vamos haciendo cada uno y, con suerte, colaborar en lo que podamos. La idea pareció caer bien y nos pusimos manos a la obra. Es algo bastante informal de momento pero ya estamos empezando a hacerlo más oficial y a organizar alguna que otra cosa. No sólo conciertos, esperamos poder organizar talleres para aportar algo a la “cantera” de la provincia, por ejemplo. Actualmente no hay “escena” en Alicante, hay gente haciendo cosas por su cuenta, compitiendo más que colaborando, mirándose de reojo, pero no hay “escena”. Nos encantaría que en algún momento, dentro de unos años, hubiese algo así y Sindicato Ruido Costablanca es nuestro grano de arena.

-¿Cómo veis el panorama musical en nuestra provincia de Alicante?

Pues con la respuesta anterior te puedes hacer una idea… Vemos un panorama cansado. Hay gente haciendo cosas, algunos haciendo cosas chulas, pero con tan poco apoyo y tan poca colaboración cada uno va a lo suyo y eso agota. Hay grupos que se van fuera, otros acaban disolviéndose, otros se entregan a tocar versiones en la playa por pasta (que es muy respetable a nivel individual pero a nivel colectivo eso no aporta nada, no hace escena), etc. Podríamos irnos a lo fácil y deducir que es un problema de políticas culturales, y lo es también, pero hay algo más. Son los mismos músicos (no todos, pero muchos) los que no tienen especial interés en aportar nada que no sea en su propio beneficio. Tenemos ejemplos bastante significativos, como que cuando hemos comentado estos temas en grupos de Facebook de músicos de Alicante, simplemente para fomentar el debate, a alguno de nosotros nos han respondido otros músicos de forma bastante agresiva, invitándonos a irnos de la ciudad si no nos gusta; literal. También es curioso que grupos que no nos conocen de nada de otras ciudades compartan nuestro trabajo (y el de otros artistas) en sus redes sociales, por el mero hecho de que les ha gustado y con la simple y llana intención de ayudar, y sin embargo te resultará difícil ver a un grupo de Alicante haciendo bandera de otro grupo. Hay una lógica competitiva y eso es muy dañino. Nos van a crujir por decir todo esto… jajaja.

Por suerte, no todo es malo, ya decimos que hay gente haciendo cosas chulas, también hay otros colectivos como Surnia, que aglutina a ciertos grupos de su estilo y que sí se apoyan entre sí, hay gente que se deja la piel en la difusión de las propuestas… pero con este sustrato es difícil, debe cambiar la mentalidad de base y eso va a llevar años.

-¿Qué cinco bandas o artistas consideráis que han cambiado la historia de la música?

Siendo sólo cinco… nos ceñiremos a bandas cercanas a nuestra órbita:

  • My Bloody Valentine: El Loveless es una locura de producción que por poco no se termina. No se había hecho nada igual y se convirtió en la referencia de lo que se llamó shoegaze.
  • Sunny Day Real Estate: Cogieron todo el emo áspero de primera ola y le dieron un envoltorio mucho más melódico y menos punk que después siguieron mil bandas. Todas fallaron. Luego llegó Dave Grohl, fichó al batería y al bajista para Foo Fighters y se fue todo al carajo.
  • Mogwai: Antes de ellos nadie escuchaba música instrumental de guitarras eléctricas salvo los freaks a los que les gustaba el rock sinfónico, el progresivo, King Crimson, etc… Tener planteamientos cercanos a la música clásica o a la música electrónica y colocarlos donde lo han hecho tiene su mérito.
  • Sonic Youth: Sin Sonic Youth el ruido seguiría siendo sólo ruido. No lo inventaron ellos, pero lo volvieron popular.
  • Daft Punk: Sin ellos el mundo del rock no habría aprendido a bailar en una pista de baile.

-Decidnos un disco cada uno de vosotros que os haya marcado.

  • Elío: Icky Mettle de Archers of Loaf. Es un disco con una producción súper sucia, temas de 2 a 3 minutos, armonías raras, letras que no hay quién entienda… pero extrañamente adictivo. Me lo grabaron en un cassette y no sé cuántos cientos de veces que pude llegar a escucharlo. Me sigue encantando.
  • Miguel: Life After Death de Iron Maiden. El primer cassette que me compré por decisión propia.
  • Ceci: La Herida Universal de Julio de la Rosa. Fue mi primer diccionario de sentimientos, como empezar a entender cosas antes de aprender su significado. Toda la ira tenía una banda sonora y un momento en el que sonar.
  • Alberto: Agressive Hippies de Marbin. Lo descubrí andentrándome en el jazz, el funk, la fusión… y supuso un antes y un después. Me explotó la cabeza al escuchar esas baterías.
  • Álex: Hot Rats de Frank Zappa. Todos los temas son brutales y no pude parar de escucharlo tras la primera vez.

-¿Cualés son vuestras próximas fechas de conciertos?

Presentaremos el nuevo disco en Alicante el próximo 4 de mayo en Las Cigarreras, junto a No More Knobs, que también estrenan nuevo EP, y a una peña muy loquer que se llaman Miclono. Además estamos organizando alguna fecha fuera de Alicante pero aún no están cerradas así que… ¡no se pueden decir aún! ¡Lo avisaremos en nuestras redes sociales, seguidnos!



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GrupoGo Ediciones SL, ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas, y gracias al que ha implementado el desarrollo de aplicaciones móviles, así como soluciones de mobile marketing, para la mejora de la competitividad y productividad de la empresa, en fecha Febrero 2019. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Burgos.”


Fondo Europeo de Desarrollo Regional Una manera de hacer Europa