Sole Giménez vuelve con nuevo disco: «Si a mí no me vertebra la música, no me vertebra nada»

La artista murciana, Sole Giménez vuelve, tras dos años de su anterior álbum, con Mujeres de música. Su nuevo proyecto dedicado a la lucha por el reconocimiento femenino no deja a nadie indiferente. Hemos tenido la oportunidad de estar con esta gran artista y conocer un poquito más de ella y del mensaje que hay en Mujeres de música.

Dos años después de tu anterior disco, Hombres sensibles, vuelves con otra propuesta de género, Mujeres de Música, que salió a principios de mes. ¿Cómo está siendo la acogida?

Buenísima. Estoy sorprendida porque la acogida de un disco así, con orquesta sinfónica y canciones de mujeres, a priori, podría haber sido un peor, pero está siendo muy buena. Digamos que la música más clásica, no tiene demasiados seguidores, y la música de mujeres tampoco, por lo que estamos viendo.

El disco consiste en un CD libro, con 50 páginas, ilustrado con fotos y acompañado de textos y diseños. ¿Cuál es la razón de sacar Mujeres de Música en este formato?

En el disco visitamos a autoras que son muy importantes en cada uno de sus países, porque recorremos varios países y varias generaciones, que aquí no son conocidas. Tenía que haber una especie de pequeño semblante de cada una de las autoras, también queríamos mostrar las letras, acompañadas con alguna foto que pudiera mostrar la complejidad que hay en los arreglos de orquesta sinfónica, y al final derivó en este formato tan especial. Teníamos que dar un plus. Digamos que el proyecto se lo merece, al estar planteado con una orquesta y visitando grandísimas autoras, nos hemos puesto de largo y era lo debido, creo yo.

Tengo entendido que con este disco pretendías visibilizar a la mujer compositora, poco conocido y valorado. ¿Qué supone para ti involucrarte en un proyecto de este estilo?

La mujer en la música, cuando empezó a poder estar, tanto en la clásica como en la más popular, pocas veces ha tenido la oportunidad de componer y que la gente lo supiese. Hay canciones muy conocidas, todo el mundo conoce Bésame mucho, pero muy poca gente sabe que la compuso una mujer, Consuelo Velázquez, que era mexicana. Es importante saber quién hace qué, entre otras cosas entiendes la canción de otra manera, la ves con otra perspectiva. Resaltar el trabajo de la mujer creadora es esencial, un trabajo que, de nuevo, por la sociedad machista en la que nos movemos, ha estado ninguneado en gran parte. Hacemos un poquito de pedagogía y le decimos a la gente quién hizo qué, damos a conocer a estas autoras y de paso informamos un poco y acercamos un poco a esa deseada igualdad. No entiendo estar en la música y no estar involucrada al 100% con la mujer.

Además de a la mujer, es un proyecto que también pretende acercarte a Latinoamérica. ¿Cómo llegó esta idea y qué significa este continente para ti?

Llevo mucho tiempo sacando discos que me acercan a Latinoamérica, siempre incluyo canciones de esta índole. Es otra reflexión que me parece importante, que es la de considerarnos un grupo de poder aquellos que hacemos música en el mismo idioma, el idioma latino. Creo que somos muy grandes, no tenemos la mentalidad de los anglosajones, de hacer piña. Sin embargo, te vas a Chile, y te sientes como en casa, y entiendes perfectamente el tipo de ritmos que se dan en ese país, y los entiendes porque son mezcla de lo que vino de aquí, y de lo que fue allá. Tomar conciencia de eso y de alguna manera, apoyarlo, me parece algo importante.

20 álbumes publicados desde principios de los 80, se dice pronto, una extensa carrera. ¿Cómo describirías todos estos años en la música?

¡Sí! En un momento dado me fijé y pensé: 11 con presuntos, 9 en solitario… ¡este es el 20! Todavía me sorprende (risas). Han sido años de muchísimo trabajo, de mucha constancia y perseverancia, de tener que pasar por encima de muchas cosas que te frenan por creer que tienes que seguir. Han sido sobre todo años llenos de alegría, por la posibilidad de hacer música y poder compartir estos momentos con otros artistas y con el público. Es algo maravilloso y me siento muy afortunada.

Durante todos estos años de carrera, ¿has notado cambios en cuanto al papel de la mujer en la música?

He notado cierto cambio, pero no el que a mí me hubiera gustado. Cuando yo empecé en la música hace 35 años, en los puestos de poder, de los que deciden realmente, tanto en la industria, como en la radio o en la prensa, eran hombres todos. Hoy en día siguen siéndolo. Sí que hay artistas mujeres que están dando la talla, como Vanesa (Martín) o Rozalén, y seguimos las impertérritas como Rosario, Rosana, Ana Belén, Luz (Casal). Pero hay un cambio generacional positivo, porque ya son autoras de sus propias composiciones en la mayoría de los casos, hemos dado un paso en ese sentido por parte de las mujeres y el apoyo de la industria a determinadas artistas. Pero aun así yo siento que hay una falta bastante grave de mujeres en este campo. Encontrar mujeres que toquen instrumentos y con un buen nivel es algo difícil todavía hoy en día. Cuesta encontrar grupos de mujeres. Hay, pero muy pocas, y por esa razón a veces el nivel no es del todo profesional. De alguna manera algo nos está tirando del sistema. Yo veo historias de músicas que se están saliendo de la primera línea por falta de oportunidades, visibilidad y apoyos. Es una reflexión que tenemos que hacer por parte de todo el colectivo: ¿qué pasa que no hay mujeres en los festivales apenas? Algo está pasando.

La música ha evolucionado mucho en las últimas décadas, hay muchos estilos y mucha variedad de cantantes. Sería interesante saber si hay algún cantante actual en el que te veas reflejada.

Me hace mucha ilusión que los artistas que están saliendo ahora, y hablo de cantantes, con grandes voces, tienen un registro vocal muy cercano al que yo intentaba tener hace 30 años, muy pegados al soul, al blues, a la música un poco negra. Eso en España no se ha dado, se empieza a dar ahora por la influencia de Beyoncé, de gente muy potente, que destacó y brilló. Cuando yo empecé me hubiera gustado mucho que hubiera gente más seguidora de ese estilo, y me alegro mucho de que los grandes cantantes que están saliendo ahora tengan esos registros y no sean cantantes de puro pop monótonos y que no se vean limitados.

Naciste en París, pero creciste en la Región, en Yecla, concretamente, donde diste tus primeros pasos en la música. Imagino que habrá muchas cosas que aun hoy en día te unan a Murcia, y me gustaría saber cómo sientes la vuelta a esta tierra que te vio crecer, qué supone para ti volver a Murcia para presentar tu nuevo disco.

Te sientes en casa, es algo muy cómodo. Te sientes sobre todo querida y conocida por la gente. Ya no tienes que contar quién eres, aquí no. Han seguido mi trayectoria, estoy cerca de la gente y apegada a los sitios. Es una vuelta a casa en toda regla (risas).

Como murciana “adoptiva”, ¿cómo ves el panorama musical en Murcia?

Muy interesante. Yo creo que Murcia ha hecho un cambio muy grande. Es interesante estudiar el caso para ver qué cosas se han hecho aquí, para que Murcia, que no estaba en el panorama musical, de momento se haya colado en él en todos los sentidos, en festivales, pero también en artistas. Entonces qué ha pasado aquí y que se ha hecho bien para ver cómo fomentar la cultura y la música, porque aquí se han hecho muchas cosas y se han hecho muy bien. Tenemos artistas de todo tipo, grandes vocalistas, grandes grupos, grandes autores, grupos jóvenes, un poco de todo. Que es lo que tiene que ser. Es una propuesta tan interesante que debería estudiarse en otros sitios. Alguien hizo algo que dio unos frutos extraordinarios.

Bueno, y para finalizar, una pregunta obligada: ¿te consideras una mujer de música?

Totalmente. Si a mí no me vertebra la música, no me vertebra nada. Yo creo que cada una de las que hemos visitado son mujeres que dieron la vida por la música, y yo me considero una de ellas.

Etiquetas: ,



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *