Los paisajes de otoño en la Región de Murcia

Las Fuentes del Marqués, Sierra Espuña, Cabo Cope y Puntas de Calnegre y la Cresta de Gallo poseen un ambiente peculiar que recuerda a los últimos coletazos del Verano y la llegada del otoño en la Región de Murcia.

Los turistas que visitan la Región de Murcia cada verano tienen preferencia en disfrutar de las costas pertenecientes a todo el territorio murciano. El objetivo principal es el disfrute de la temperatura agradable de las aguas del Mar Menor y Mediterráneo y de unas temperaturas suaves durante toda la noche para compartir momentos con las personas más cercanas.

Con la llegada de la estación otoñal, ¿Qué lugares son los más adecuados y recomendados para poder visitar y disfrutar con los más allegados durante los meses de octubre y noviembre? Las Fuentes del Marqués, situado a dos kilómetros de Caravaca de la Cruz, representan uno de los paisajes característicos de la estación. Se encuentra ubicado a los pies de la sierra del Gavilán y del Buitre y posee una extensión de 17,4 hectáreas. Este bello paraje del noroeste de la Región atrae la atención de los visitantes por las «Sartenes», unos nacimientos de agua enclavados en la base de los relieves calizos de ambas sierras. Estos cuatro nacimientos de agua pura recrean manantiales con un caudal de 320 litros/segundo y arrastran a lo largo de todo el paraje hojas caduca que recuerdan a las tradicionales escenas de otoño en imágenes. Tanto ardillas como pequeñas aves como el mochuelo o el ruiseñor, aves rapaces y algunos mamíferos como los jabalíes y los zorros complementan una escena de ambiente nostálgico.

No solo el tradicional paraje de Caravaca cobra especial importancia en los meses de octubre y noviembre, la muerte del verano se establece sobre el Parque Regional de Cabo Cope y Puntas de Calnegre. Este paraje natural declarado como Zona Especial de Protección de Aves y de Lugar de Importancia Comunitaria posee una extensión de 17 km entre las Puntas de Calnegre al norte y Calabardina al sur, en definitiva, en la parte occidental de la costa murciana entre los municipios de Águilas y Lorca. La pequeña diferencia con respeto a las Fuentes del Marqués es un clima mediterráneo semiárido, con lluvias en los meses de primavera y otoño y unas temperaturas entre los 13 y 27 grados, lo cual le otorgan el distintivo de Costa Cálida. Se caracteriza por un relieve muy accidentado con acantilados inmensos y pequeñas calas conformadas de materiales metamórficos. La caída del sol en las últimas horas del día recrean una postal muy colorida a raíz de los tonos rojizos de la luz solar, combinados con tonos azules del día que se desvanece sobre el Mar Mediterráneo.

Sin embargo, el lugar más adecuado para apreciar un atardecer otoñal se ubica en La Cresta del Gallo o el Mirador de la Panocha en la Sierra de Carrascoy. Pertenece a la capital de la Región de Murcia y su punto más alto alcanza los 523 metros de altitud. Para su fácil acceso se puede realizar en coche, no obstante, su característico relieve conforman rutas para la práctica del senderismo y lugares muy accidentados para la práctica de la escalada. Uno de los caminos más antiguos de toda la Cresta del Gallo es el que se accede por el barrio de San José de la Montaña por la ruta de la Tana. El mirador captura una imagen idílica y de perspectiva general o panorámica de la ciudad de Murcia y las pedanías y pueblos más cercanos a la capital del Segura. El complemento perfecto hacia las inigualables vistas del municipio son el bosque mediterráneo de pinos y cipreses y una fauna diversa de mamíferos como el ratón de campo, topillos, reptiles como las culebras o aves como el mochuelo o los petirrojos.

 

Etiquetas: , , ,



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *