Crítica de Billy Elliot. El musical

Billy Elliot. El musical

Tiramos de la manta hacia un lado y se destapa el opuesto. Eso pasa con los géneros, cuidan más un aspecto que otro, según toque. Si un actor canta en una pieza de texto nadie le pide que sea Renata Tebaldi. En un musical –¡no digamos en una ópera!– nos parecen de recibo actuaciones que nos harían clamar al cielo en Calderón. Billy Elliot era, ya a priori, sui generis en este aspec­to: con un director especializado en texto (aunque con dos musicales juke-box en el currículo) y un elenco cuajado de intérpretes más que aguerri­dos en el teatro no musical.

En ocasiones (pocas) las previsiones se cum­plen y el resultado es el que cabía esperar leída la ficha artística: un musical interpretado con es­tándares bastante por encima de lo que suele ser la norma. Como, además, todo lo que se espera del género –música y espectáculo, o sea, buenas canciones, coreografía y aparato escenográfico– se salda con un notable alto y la fábula suscita la adhesión emocional de medio planeta, me pa­rece que el invento lleva camino de arrasar. Ah, lo olvidaba: niños en escena, éxito servido. Hay una impresionante rotación de menores cuyo coordi­nador merecería una entrevista, pero a mí me to­có uno de esos a los que las hadas rozaron en la cuna: Diego Poch. ¿Cabe tamaña presencia escé­nica en menos de metro y medio de altura? Mi nú­mero favorito: el de Mamen García.

Fecha de publicación: 20/10/2017

Ir a la película

Etiquetas:



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GrupoGo Ediciones SL, ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas, y gracias al que ha implementado el desarrollo de aplicaciones móviles, así como soluciones de mobile marketing, para la mejora de la competitividad y productividad de la empresa, en fecha Febrero 2019. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Burgos.”


Fondo Europeo de Desarrollo Regional Una manera de hacer Europa