Exposición de Alfredo Gutiérrez en el Consulado del Mar



Sin duda la obra de Alfredo está influenciada por su profesión. Lleva 25 años dedicado a la diversión y el ocio de Burgos. Actualmente es propietario de 7-70, QVO y PARIPÉ, locales en los que transmite ese espíritu luminoso de su pintura.

Alfredo Gutiérrez

Alfredo Gutiérrez

Exposición de Alfredo Gutiérrez en el Consulado del Mar

La llave que entra. Luces que se encienden. El pintor atraviesa la puerta. Caminos por descubrir. El reloj marca las horas. Días que pasan, uno tras otro. Dragones volando. Sentimientos encontrados. Locura de silencio. Fragancias de lo eterno. Sensaciones abiertas.

Como un mago generoso, Alfredo nos presenta su mundo luminoso. Blancos que nos sumergen en el infinito del silencio. Azules de océanos en calma. Verdes cálidos, amarillos atmosféricos, grises envolventes, rosas caramelos.

Nos hallamos antes un pintor que sorprende. En Alfredo hay colores, colores para crear su vida, su Pintura. La técnica compositiva hace entrever su interior. Y ese uso del color descarado que está presente en todos sus cuadros.

Alfredo Gutiérrez: 'El descaro del color'

Alfredo Gutiérrez: ‘El descaro del color’

La Pintura, como un territorio inexplorado, parece encontrar el camino (Al fin). Esa Pintura que poco a poco va evaporándose aparece en esta exposición abierta de par en par. Alfredo dialoga con el color en un espacio ilimitado en donde se encuentra libre. Huellas y signos de enfrentamientos surgidos mediante un trabajo honesto. La estela del azar hace componer su Pintura generando una lectura plácida y armónica de manera que el espectador se encuentra tranquilo creando en su mirada lo que quiere ver.

La imagen que Alfredo tiene se convierte en Pintura. Y la Pintura nace con una presencia sensorial próxima a los sueños. Al final tengo la sensación de que algo importante está ocurriendo y que la indiferencia del arte deja paso a un tiempo nuevo a través de esta exposición.

Alfredo logra desarrollar una Pintura sin prejuicios, con sencillas e inmediatas imágenes que va componiendo. No hay peligro de un mañana. Solo el pintor aspira a su felicidad creando su propia vida. El divertimento de la creación acabó y ahora solo queda ver “el descaro del color”.

Fran Herreros

Exposición de Alfredo Gutiérrez en el Consulado del Mar. Del 4 al 17 de marzo. 

[shareaholic app='share_buttons' id='19515802']

Author:

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *