Rayden: «Empecé a improvisar por necesidad. Ya no improviso nada.»

Rapero y escritor “desde la herida”. Rayden nos presenta su nuevo trabajo, ‘Antónimo’, cuarto disco en solitario con el que sobrepasa todas las expectativas. El mc que comenzó siendo gallo de la Red Bull en 2006, ahora es uno de los raperos más completos y polifacéticos del panorama del Hip Hop. Sólo Rayden y David Martínez son capaces de juntar en un mismo trabajo temas que van desde el amor hasta la corrupción o la inmigración; temas, que como a él mismo dice, te remueven por dentro.

Advertisement

Entrevista a Rayden

Dices que tu nuevo disco, ‘Antónimo’, rompe con el discurso establecido, ¿por qué?

Pues porque desdobla las normas sobre las que estaba preconcebido el rap más ortodoxo. Cuando escuchas rap tienes unas ideas concebidas, y este disco rompe con eso. Es un discurso que habla en primera persona para mostrar su óptica o bien de problemáticas, o bien de cosas más amables. También rompe en la musicalidad. He podido contar con Alejandro Acosta de Fuel Fandango, que estuvo incluso nominado a los Grammy Latinos como mejor productor con Chambao. Rompe con lo que la gente tiende a pensar de un cantante de rap.

Te refieres a los tópicos del rapero que lleva ropa ancha y dice palabrotas, ¿no?

Sí. Pero también a la sonoridad. A la hora de escuchar un disco de rap piensas que vas a escuchar la típica percusión “pum-ca, pum-pum-ca”. Siempre he cuidado las letras, el contenido, pero este disco también en continente es muy rico.

Hablando del contenido, tu disco incluye letras que hablan de los refugiados, de la corrupción… ¿por qué estos temas tan comprometidos?

Porque yo escribo desde la supuración, ya sea algo positivo como el tema de mi hijo, como cantarle a algo tan bonito como el amor, o temas más íntimos como ‘Puertas’. También canto desde la herida con temas que abarcan la migración, no solo los refugiados sino también la fuga de cerebros, o tal como están las cosas a nivel sociopolítico con temas como ‘Meteorito’.  También a nivel de la falta de empatía, la insensibilidad en redes sociales con ‘Haciéndonos los muertos’ cuando parece que el odio se ha capitalizado; o incluso haciendo una radiografía del rap con ‘No hago rap’; o de la persecución de tus sueños con ‘Pasillo de honor’. Hablo siempre desde algo que me agita por dentro. Creo que en la vida, cuando estás en una zona de confort, estás tan bien que no necesitas escribir. Pero si te descolocan un poco, tanto para bien como para mal, creo que desde ahí es desde donde nace la inquietud por tener cosas que contar. Yo cuando afronto un folio en blanco no quiero contar algo, es porque tengo algo que contar y creo que este disco es un reflejo de esto.

Son temas bastante actuales, ¿te ha quedado algún tema pendiente?

No, realmente todo lo que he tocado es porque quería reflejarlo. Por suerte o por desgracia la historia siempre se repite, es cíclica. Igual que la inmigración a Alemania de los años 40, 50 y 60,  ahora se está repitiendo. Igual que había falta de derechos y censura con “los grises” en la época franquista, ahora la hay de otra forma con cosas como “leyes mordaza”. No intento ser cronista de mi tiempo sino más bien un damnificado de mi época. Pero sí que es una cápsula del tiempo donde cada uno viste con sus propias vivencias bajo el titular de algo actual y puede rememorar cosas positivas o menos positivas de cualquier época de la historia. Recuerdo a un profesor de lengua y literatura que decía que una persona que entiende totalmente el pasado en el contexto histórico es capaz de trazar trayectorias para entender el presente o un futuro cercano.

¿Cómo está siendo la acogida de ‘Antónimo’ por parte del público?

La verdad es que está teniendo muy, muy, muy buena crítica. De hecho  ha sido una sorpresa porque cuando haces una cosa tan íntima no esperas eso. Para mí el éxito es que es el disco que más me ha sorprendido antes de sacarlo. Pero ha tenido tan buena crítica que incluso ya con la preventa ha sido un éxito. En las firmas que estoy haciendo ves colas de tres horas y a todo el mundo con palabras muy bellas sobre el disco y sobre mi trabajo y por eso estoy muy sorprendido y muy agradecido.

En este disco has tenido colaboraciones de gente que no forman parte del mundo del rap, ¿Cuáles son tus referentes musicales fuera del rap?

Por referentes voy a decir a gente que me gusta. Recientemente he escuchado a Michael Kiwanuka, a Editors, a White Stripes, a Paolo Nutini, a Arctic Monkeys… bastantes cosas que me llenan y que me enseñan otras texturas y otras sonoridades que me llaman la atención, porque son cosas que luego puedo llevar a mi trabajo.

Aparte de tu disco, vamos a hablar también de tus libros de poesía. En los dos, ‘Herido diario’ y ‘Terminamos y otros poemas sin terminar’, tachas tu pseudónimo, Rayden, y firmas con tu nombre real, David Martínez. ¿Por qué lo haces?

En realidad no hay ninguna diferencia entre uno y otro. Lo que pasa es que quería por una vez permitirme firmar con el nombre y los apellidos que me han brindado mis padres. Salía Rayden tachado para que la gente que no conocía mi otra vertiente sepa que esa persona que hace música también saca libros y que fuese como una forma de relacionar conceptos. Al principio de todo yo tenía mucho miedo de que el personaje se comiese a la persona porque en muchos casos vemos ese acto de canibalismo y a mí me dan mucha pena ese tipo de procesos. Pero al sacar mi anterior disco, ‘En alma y hueso’, perdí ese miedo y por eso digo que no hay ninguna diferencia entre David y Rayden. Lo que sí que me brindan los libros, la escritura en sí, desnudándola de mi timbre de voz y de la musicalidad, es campo abierto donde no tengo que seguir un ritmo ni unas entonaciones. Despojo de mi voz unas palabras para que luego otros puedan poner la suya.

¿Has querido decir que con los libros puedes decir unas cosas que con el rap no?

No, pero me permito una libertad. Sobre todo a la hora de que no tengo que seguir un compás e incluso que no tengo por qué rimar. A la gente cuando le dices poesía le parece que todo tiene que rimar y yo desde que tengo puño y letra, antes de escribir canciones ya escribía poesía. Cuando era pequeño me ilusionaba en el cole cuando tocaba la clase en la que nos enseñaban endecasílabos o alejandrinos y yo me ponía a probar a ver si era capaz de hacer algo. Por eso me permito la libertad de buscar la belleza del lenguaje y jugar con la metáfora vez de centrarme en el punchline del rap. A lo mejor hay grandes aforismos que no podía meter en el disco porque no me cabían en un cuatro por cuatro o en un tres por cuatro, pero en los libros sí porque no tienes que estar bajo la regla de un tempo y de un compás. Y también, el hecho de que no tenga mi voz. Parece una chorrada pero no me ejerce ningún tipo de carga ni de presión.

Lo cierto es que tus libros han tenido muchísimo éxito, colocándose en ventas incluso por encima de Vargas Llosa, ¿qué se siente?

Que sea el libro más vendido o que esté en la estantería de Best Seller es algo anecdótico. Se presupone que en horizontal cuanto más número es mejor y en vertical cuanto menos número es mejor, a no ser que sea caída libre y sin paracaídas. Pero para mí es algo que hablo con mis padres y les digo “!mira, que estoy por encima de ‘el de los papeles de Panamá’!” y nos echamos unas risas. Pero para mí es algo que no sale del anecdotario y no apunto a ser el mejor. Es algo que me nace de una necesidad y si tiene esta acogida pues mejor, porque entiendo que detrás de cada número hay una persona a la que le ha gustado, que ha apoyado y que está disfrutando con algo que yo escribo receloso en mi casa.

Fuiste campeón internacional de las Batallas de Gallos, ¿cómo empiezas a improvisar?

Empecé a improvisar en los corros. Ya no improviso nada. En los corros cada uno soltaba sus letras y llegaba un punto en el que aún quedaba noche y nos habíamos quedado sin nada. Ahí es cuando te pones a improvisar.  A base de hacerlo una y otra vez es cuando coges fluidez y rapidez mental. Pero ya está. Empecé por necesidad.

¿Qué tal tu experiencias por tierras murcianas?

Siempre muy buena. La verdad es que con la gira anterior empezamos por Murcia en la ‘Sala Rem’ y se llenó entera. Y siempre que hay festivales por aquí puedo venir gracias a ‘AKA Producciones’. La experiencia es siempre buenísima y tener a amigos por aquí como Jayder y como Piezas es genial. La gente nos trata siempre muy bien y siempre aprovecho cualquier medio para agradecer al público murciano porque siempre se porta.

¿Y hay planeado algo por aquí?

Sí. No sé con qué grupos pero sé que vamos a hacer algo. No puedo adelantarlo por si me dan la colleja. Pero sí. Creo que el primer concierto en Murcia, antes que en sala va a ser en algún festival. Y lo bueno es que ahora, en vez de llevar sólo dj, corista y guitarrista, también vamos a llevar batería, teclados, bajistas, juego de luces… va a ser algo como banda híbrida pero siguiendo con la coherencia.

Si tuvieras que recomendar algún grupo de rap emergente, ¿cuál sería?

A Ricky Hombre Libre. Encima hace poco ha sacado el Crowdfunding de su nuevo trabajo y me gusta mucho lo que hace.

¿Si Rayden no fuese rapero qué sería?

Profesor de Educación Física. De hecho estaba estudiando para eso, lo que pasa es que vi la película ‘American Beauty’ en la que Kevin Spacey deja su trabajo de toda la vida para dedicarse a algo que no le supusiese ningún esfuerzo mental. A partí de ahí vi que la música es lo mío y me volqué en ello. Además trabajaba en una tienda de ropa urbana hasta que con la música y la escritura pude vivir.

¿Algo más que quieras decir a los lectores de La Guía del Ocio de Murcia?

Solo dar muchas gracias a toda la gente por seguirme y por la aceptación de este disco, ‘Antónimo’. Un abrazo y un beso a todos y nos vemos en los escenarios.

Ángela M. Torralba y Juanjo Raja

Etiquetas:



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GrupoGo Ediciones SL, ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas, y gracias al que ha implementado el desarrollo de aplicaciones móviles, así como soluciones de mobile marketing, para la mejora de la competitividad y productividad de la empresa, en fecha Febrero 2019. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Burgos.”


Fondo Europeo de Desarrollo Regional Una manera de hacer Europa