Entrevista a Rulo

Tras cuatro años sin escuchar nada nuevo, Rulo y la Contrabanda tiene nuevo disco, ‘El doble de tu mitad’. Once nuevas canciones en las que el cántabro mantiene su esencia rockera y ese toque de poesía que lo hacen tan característico. En la Guía del Ocio de Murcia hemos tenido el placer de charlar con él sobre su nuevo trabajo y sus planes de futuro:Rául Gutiérrez de Rulo y la Contrabando. Foto: Juanmi del Ramo Vera

Tras cuatro años, los fans teníamos muchas ganas de escuchar algo nuevo de Rulo y la Contrabanda. Este 14 de octubre ha salido tu nuevo disco ‘El doble de tu mitad’, ¿qué nos vamos a encontrar en él?, ¿qué acogida está teniendo?

Han sido cuatro años sin disco nuevo y tras un parón de año y medio sin tocar en España, así que con ganas. Ahora estamos promocionando, cada día en una ciudad. Es un poco locura. Pero al fin y al cabo ahora toca defender estas canciones ante la prensa y luego ante el público.

Cuando me fui de La fuga estuve cinco años en los que grabé dos discos de estudio, un directo eléctrico, un acústico en un castillo, autoproduje un libro de imágenes de la gira y esos cinco proyectos tuvieron una gira promocional. Entonces acabé en Madrid e hicimos tres noches en el teatro Nuevo Apolo. Me miré al espejo y dije “Rulo, estás perdiendo mucho peso, tienes las ojeras de color morado intenso: tienes que parar”. Y le dije a mi banda y a mi discográfica que iba a parar un año como mínimo. Tengo la suerte de que me he rodeado de una gente que no solo lo respeta sino que lo apoya. Y si es verdad que el parón se me ha ido un poco de las manos: en vez de ser un año han sido casi dos en los que solo hemos hecho dos giras por América y un único concierto este verano. Aunque teníamos 30 conciertos para este verano apalabrados –porque este disco iba a salir antes– al final dijimos a todo que no y solamente dimos este concierto en agosto en el vendimos más de 8.000 entradas. Ahí vimos que el público no se había olvidado de nosotros.

Y ahora ha salido el disco y ha estado los primero cuatro días como número uno, por encima de gente súper conocida y de gente mucho más mediática que nosotros. Aunque luego es verdad que hacemos un concierto y vendemos todas las entradas. Para los conciertos de Valencia y Madrid están todas las entradas agotadas desde hace meses. La última vez que vinimos a Murcia llenamos el Romea. No es un proyecto muy mediático pero tenemos unos fans con los que me siento un privilegiado.

¿Grabaste en un castillo? ¿Cómo fue la experiencia?

Es un castillo de Reinosa, Cantabria, cerquita de mi casa. Es medieval, precioso. Y después de 20 años me preguntaron: “¿qué te llama la atención?”. Y yo dije: “pues lo que no he hecho antes”. Y así surgió lo del castillo. Fue muy costoso pero maravilloso. En lugar de llevar sillas de madera, sentamos a toda la gente en fardos de paja. Queríamos que esas 800 personas se sintieran en un lugar increíble como nos sentimos nosotros ese día. Ahora quiero hacer ‘Una noche en…’. Quiero hacer varios proyectos como los del castillo. Grabarlos a lo largo de mi vida. La próxima ya sé cómo se va a titular y todo, va a ser muy peculiar porque no van a saber lo que se van a encontrar hasta que lleguen ahí. Es para este verano. Siempre intento hacer en mis conciertos algo especial.

¿Algún otro nuevo proyecto en mente?

Tengo en mente también un disco de duetos con 12 canciones mías de los últimos 20 años. Tengo el título pero no lo voy a decir por si me lo levantan. Ya sé cómo va a ser la portada. Fíjate lo bonito que pude ser este disco. Será de estudio, de momento nada de acústico. Y también sé el 80 por ciento de los amigos que quiero que canten conmigo. Igual sale en cuatro años, pero ya lo tengo en mi cabeza. Estos parones sirven para coger muchísima energía.

Así que prefieres la tranquilidad de este último disco al frenesí de los primeros cinco años en solitario.Rául Gutiérrez de Rulo y la Contrabando. Foto: Juanmi del Ramo Vera

Para grabar el segundo disco solo paré cinco meses y creo que podía haber hecho un disco mejor. Siempre pensamos eso cuando sale el disco. Aunque yo elijo los tiempos. Nadie me dijo que tenía que grabar ya. Tengo mucha suerte con mi equipo que siempre ha respetado mis tiempos. Estos últimos dos años podrían haberme puesto alguna pega con el parón y no lo han hecho porque saben que quería sacar un disco de puta madre, y eso lleva tiempo. El tiempo es cariño y el cariño es tiempo, es lo mismo. No puedes cuidar algo si no tienes tiempo para dedicarle y si le dedicas tiempo a algo ya le estás dedicando cariño. Ahora con la salida del nuevo disco hay de nuevo mucho curro. En vez de ir a los 5 países de Sudamérica que vamos siempre, vamos a dos más: Perú y Guatemala. Por eso también se dilata tanto en el tiempo la salida de un nuevo disco, porque no nos limitamos a hacer 50 conciertos por España y ya está. Es que hacemos esos 50 conciertos, mas una gira en unos 25 teatros, y luego hacemos 11 países del extranjero. Todo esto lleva un tiempo y un desgaste. Todo el trabajo que nos va a dar este disco no lo podemos hacer en un año. Van a ser dos como mínimo. Y no puedo hacer un disco cada dos años si no puedo componer estando en gira.

¿Entonces tendremos que esperar otros cuatro años para volver a escuchar algo nuevo de Rulo?

O tres, no sé. Cuando decidan las musas. Pero si hay mucho curro para presentar este no puedo estar pensando en otro. Sacaremos el de duetos.

El título de este nuevo disco ‘El doble de tu mitad’ llama mucho la atención al tratarse de una perífrasis, ¿qué querías transmitir?

Este disco se iba a titular ‘Me gusta’, como la canción, pero siempre se me han dado mal los títulos y de todos los discos este es el que más me gusta. Es un juego de palabras, una perífrasis que suena muy bien. La canción ‘Me gusta’ tiene un verso que dice: “me gusta el doble de tu mitad”, que es una manera diferente de decir “me gustas tú”. Al final decidí robarle el verso a esa canción y ponerlo de título del disco. Además no me gusta mucho que el título del disco sea el mismo que el de una canción. Al fin y el cabo el título de los discos hay que ponerlo para diferenciarlo de los anteriores. Sí que hay una inquietud de que intento no hacer el mismo disco igual que el anterior, al menos lo intento. Aunque, como me decía Kutxi (Romero) el otro día: “Rulo, tú y yo siempre hacemos el mismo disco y le cambiamos la portada”. Al final, aunque lo intentas, es un estilo propio, eres tú.

Has tenido el placer de cantar con grandes referentes del mundo del rock como ‘El Drogas’ de Barricada, ¿hay alguno con el que aún no lo hayas hecho y quieras compartir escenario?

Faltan muchos, pero si tuviese que elegir a uno ya elegiría a Joaquín Sabina. He coincidido con él en camerinos en Colombia, en su casa de Rota… También me encantaría Luz Casal. Personas a las que respeto mucho y admiro. Aunque nunca les he dicho que tenemos que cantar. Prefiero que hablemos de otras cosas. Gente veterana que he admirado desde pequeño. Mucha gente más. Del mundo del rock me falta Robe (Iniesta), por ejemplo. Por ejemplo para el disco de duetos estaría guay. Quedan muchos sueños por cumplir pero he cumplido más de los que yo pensaba. Con 12 años fui a ver a Barricada por primera vez, y que ahora me llamen para grabar un DVD o para la cantidad de noches que hemos cantado juntos. Y acabar siendo colega de la mayoría de tus ídolos es un sueño. Con el disco de duetos voy a acabar cumpliendo más sueños de estos.

Las entradas de algunos de tus próximos conciertos están agotadas, ¿cómo afrontas esta nueva gira?

Pues ilusionado y con responsabilidad. Miles de personas que van a tu concierto eligen estar contigo esa noche, habrá que hacer un buen show que esté a la altura. Primero vamos a hacer la presentación, con 9 conciertos. Luego anunciaremos otro bloque. En abril nos vamos a América y volvemos en mayo para hacer la gira de verano. Esa gira de verano durará hasta octubre incluido. En noviembre pararemos para preparar los teatros. La primera gira con el primer disco hicimos solo 10 teatros. En la segunda gira hicimos 32. El público nos dijo que sí, que también le gusta la cara B del grupo. El 80 o 90% de la gira va a ser eléctrica, pero siempre nos reservamos energías para los teatros.

¿Qué relación tienes con el público de Murcia?

Aquí he tocado en todos los lugares. Desde garitos pequeños hasta el Auditorio del Parque Fofó. He tocado tanto en solitario como con la Fuga. En el cuartel de Artillería dos veces. En el Romea. En Lorca, en Puerto Lumbreras, en Totana, en el Cuevarrozck de Calasparra. Me he pateado toda Murcia. Murcia tiene mucha tradición rock y de música con mayúsculas. Murcia para nosotros siempre ha sido una plaza cojonuda. La pena es que no hemos conseguido un concierto para esta primera tanda.

Tras 20 años de carrera, ¿cómo ha cambiado el panorama del rock?

Ha cambiado mucho. Antes se vendían discos y ahora no. Igual ha cambiado la industria de la música, pero la música no. También ha cambiado la manera de consumir música con todo esto de la tecnología e internet. Sí que es verdad que no ha habido una generación como banda de rock posterior a La fuga o Marea. No hay grupos de rock que con 20 o 25 años que hayan dado el salto masivo. Ahora están todos los medios volcados con el indie. Y me da un poco de rabia porque a las bandas de rock nunca nos dan bola en los medios.

¿Hay algo más que quieras contarle a los lectores de la Guía del Ocio de Murcia?

Que tengo muchas ganas de vernos por Murcia, en cualquiera de nuestras versiones, en la caricia que es la del teatro, o en la del arañazo que es la de los directos eléctricos. Y ojalá en las dos versiones.

Ángela M. Torralba
Juanjo Raja



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *