Crítica de Los archivos del Pentágono

Poder y medios

A

Steven Spielberg no le queda nada por demostrar como director. Por ello, y también en tanto reconocido valedor del partido demócrata, se ha podido permitir este ejercicio de activismo cinematográfico, filmado y montado en menos de seis meses con el objetivo de alertar, inmersa la sociedad estadounidense en la era Trump, sobre los abusos de gobierno, la posverdad, y la necesidad de medios rigurosos y valientes frente al poder.

Meryl Streep encarna a Katharine Graham (1917-2001), editora del periódico The Washington Post en 1971, año crítico para la prensa estadounidense debido al asedio contra ella de la administración Nixon por la filtración de documentos oficiales incómodos. En la estela de Todos los hombres del presidente (1976) y

Spotlight (2015),

Los archivos del Pentágono recrea aquellos hechos reales alternando la intriga, el drama, el apólogo moral y hasta la vindicación feminista. El oficio de su firmante, y un aparato de producción a pleno rendimiento, hacen que la película sea sólida. Aunque las urgencias hayan provocado que Spielberg se deje en casa la inspiración creativa presente en

Lincoln (2012) o

El puente de los espías (2015).

Lo mejor:

La película se deja ver sin altibajos

Lo peor:

Es un Spielberg menor, muy lejos de sus mayores logros y de referentes ineludibles

Ir a la película

Etiquetas:



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *