¿Harto de esta situación, de este mundo, de estos políticos?

¿Harto de esta situación, de este mundo, de estos políticos? Crea otro: estas micronaciones lo hicieron

El libro ‘Utopías’ recoge, a modo de cómic, las comunidades, micronaciones y utopías que han intentado cambiar el mundo.

«¿Te deprime la rutina interminable de la vida cotidiana o el horrible estado de la política? ¿Anhelas un mundo mejor, con más belleza, equidad y oportunidades? (…) Tan solo unos pocos tienen una visión más radical de lo que tendría que ser el mundo, y la voluntad de intentar construir su propia utopía. ¿Tienes agallas para ser uno de ellos?».

Así de sugerente es el inicio del libro Utopías (Planeta de Libros, 2020), una guía ilustrada a modo de cómic que desgrana, de forma muy amena y con sentido del humor -e incluso ironía-, los intentos de ciudadanos de todo el mundo de vivir bajo sus propias reglas.

«Esta gente a menudo dedica toda su vida a trabajar para hacer realidad sus sueños. A veces sacrifican su familia, sus amigos, su salud, incluso su cordura. La historia de esta gente y sus proyectos puede servir de ejemplo… ¡o de advertencia!«, continúa el volumen de Andy Warner y Sofie Louise Dam, recién publicado en España.

1-El libro está dividido en cinco secciones, comenzando por las comunidades intencionales, es decir, por grupos de personas que eligen rehacer radicalmente las estructuras sociales. Es el caso, por ejemplo, del barrio danés de Christiania; de Auroville, la gran esfera dorada llamada a unir a los pueblos del mundo -y que ahora es Patrimonio de la Humanidad- o de las Van Dykes, un grupo de lesbianas que, en los 60, decidió construir una comunidad de sororidad perfecta… llegando hasta el extremo de dejar de hablar con los hombres.

La Ciudad Libre de Christiania no obedece a más ley que la suya propia

La Ciudad Libre de Christiania no obedece a más ley que la suya propia

2-El segundo capítulo estudia las micronaciones, minúsculos países nunca reconocidos como Nueva Atlantis, creado nada menos que por el hermano de Hemingway en la costa de Jamaica. O el Principado de Hutt River, una monarquía hereditaria creada por un grupo de agricultores descontento con las cuotas gubernamentales de trigo… que aún hoy, tras 47 años, sigue existiendo.

Principado de Hutt River

Principado de Hutt River

3-El tercero habla de utopías fallidas, grandes experimentos políticos y sociales que no acabaron del todo bien, como Palmanova, una ciudad con forma de estrella de nueve puntas fundada en la República de Venecia hace nada menos que ¡425 años! Tardó 200 solo en construirse, y cuando estuvo terminada, nadie quiso mudarse a ella, así que Venecia acabó por poblarla con delincuentes indultados. Hoy sigue en pie.

Palmanova

Palmanova

La sección también reúne otras curiosas historias, como la de Oneida, una comunidad neoyorquina nacida en el siglo XIX en la que se abolió el matrimonio, se alentó la igualdad y los niños -que solo podían concebir unos pocos elegidos- eran criados comunalmente, pues se desaconsejaba el apego paternal. Años después se convirtió en ¡una exitosa cooperativa de fabricación de artículos de plata!

4-La cuarta parte engloba los entornos visionarios, historias de lugares maravillosos y extraños donde se han realidad los sueños de sus creadores. Por ejemplo, el Castillo del Misterio de Arizona, que oculta la enternecedora historia de un padre que, jugando en la arena, siempre le había prometido regalarle a su hija un castillo. Lo acabó erigiendo en secreto, un trabajo que le llevó toda la vida.

Castillo del Misterio de Arizona

Castillo del Misterio de Arizona

5-El quinto y último capítulo se titula Sueños extraños, y está poblado por innovadoras propuestas que nunca llevaron a llevarse a cabo, como la ciudad utópica de King Camp Gillette, Metropolis. El inventor de las famosas maquinillas de afeitar se había hecho enormemente rico, pero aquello no hizo sino aumentar su preocupación por los nefastos efectos del capitalismo en la sociedad, que casi predijo punto por punto. Así lo recoge este libro que encantará a curiosos, mentes inquietas, inconformistas, viajeros -muchos de estos lugares se pueden visitar- y, por supuesto, a grandes soñadores.

la ciudad utópica de King Camp Gillette, Metropolis

la ciudad utópica de King Camp Gillette, Metropolis



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *