Entrevistamos a ‘Demenciales chicos acelerados’

El sábado 3 de diciembre tendrá lugar en Escenario Santander el Festival ‘Esto no es rock radical vasco’ en el que diferentes bandas rinden tributo a míticas bandas de punk rock de los años 80 en País Vasco. Entrevistamos a ‘Demenciales chicos acelerados’, la única banda cántabra que participa en el festival rindiendo homenaje a Eskorbuto. Manu nos contesta las preguntas:

¿Cuándo empezáis a rendir tributo a Eskorbuto?

Empezamos en el verano de 2014, coincidió que terminábamos de disolver nuestros respectivos grupos donde tocábamos cada uno de nosotros y una noche, viendo un concierto, salió el tema. Nos animamos y al principio comenzamos a tocar el disco ‘Los demenciales chicos acelerados’, que es un doble LP de 1987, evitando así versionar las canciones míticas de siempre y hacer algo diferente. De ahí nuestro nombre.

¿Un reto por tratarse de uno de los grandes del punk patrio de todos los tiempos?

Realmente es todo un reto, pero estábamos decididos a hacerlo con el máximo respeto que el grupo se merece, sobre todo por Iosu y Jualma. Ese fue nuestro máximo handicap, que la gente comprendiera que esto no es solamente un tributo, sino algo más allá. Nuestra prueba de fuego fueron los dos conciertos que tocamos en Fiestas de Bilbao, justo donde ellos tocaron 33 años antes. Al ver cómo reaccionó la gente (había más de 2000 personas) sentimos superar la prueba con nota. En ciudades como Vitoria, Logroño, Pamplona, Donosti, Zaragoza….la respuesta siempre ha sido excelente. Caemos muy bien a todo el ambiente y la gente cercana a Eskorbuto.

Siendo coetáneos de algunos miembros de Eskorbuto ¿habéis tenido contacto con ellos?

Fuimos a ver el homenaje en Repelega al único Eskorbuto de la formación original superviviente en la faz de la tierra y nos encantaría un día poder coincidir con él y conocerle. De las formaciones posteriores conocemos a Iñaki ‘Gato’ que sustituyó a Iosu y después pasó al bajo, y ahora toca con Radiocrimen.
Nuestra mayor cantidad de conciertos son en Euskadi, ya la vuelta a la tierruca solemos parar en el cementerio de Cabieces, en Santurce, donde reposan los restos de Iosu y Jualma.

Tocar temas de Eskorbuto ¿es algo más que juntarse y subir al escenario? ¿implica una filosofía de vida?

Es algo más, sin duda. Siempre se crea un gran ambiente y solemos acabar los conciertos charlando con gente que en algún momento de su vida pudo verles en directo, ya que Eskorbuto fueron fuertemente censurados en Euskadi y no era grande el número de conciertos que dieron allí, contándonos un montón de anécdotas y vivencias. Eskorbuto es una religión, la forma que tenían de ver las cosas, su punto de vista marginal. A la hora de tocar intentamos hacerlo lo más fielmente posible a sus directos, buscamos ese sonido. Tocamos con amplificadores Marshall de los años 80 para conseguir esa esencia. Ahí hemos trabajado bastante.

¿’Esto no es radical vasco’ está dirigido sobre todo a nostálgicos del rock y punk de los 80 o a los amantes de este género en general?

Va dirigido a todo el mundo. Tanto a los que pudieron verles en los 80 y quieran rememorar aquellos tiempos, como para los que no pudiesen. Sus canciones son un himno ya. En los conciertos vemos chavales desde los 16 años hasta los 50…y más.
Como ellos decían, “Con nosotros los que puedan; contra nosotros los que quieran” o “Dejad que los niños se acerquen a Eskorbuto”.

Etiquetas:



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *