Los misteriosos secretos de ‘Lumen’

La editorial ‘Lumen‘ ha cumplido 60 años desde que se fundó en Burgos. Maria Fasce, la directora literaria de Lumen, explicó que este año celebraban «haberse convertido en un sello de excepción, pionero en dar protagonismo a la literatura escrita por mujeres y con un catálogo homogéneo, contundente y discreto». No siempre fue así, ya que la editorial fue creada por Juan Tusquets, sacerdote que si ahora viese en lo que se ha convertido, posiblemente se volvería loco.

Lumen celebra su 60 aniversario

La editorial, que publica 40 títulos anualmente, ha publicado varios proyectos con motivo de la celebración de su 60 aniversario. ‘Lumen‘ ha reeditado ‘Confesiones de una editora poco mentirosa’ de Esther Tusquets, un repaso de anécdotas y recuerdos de grandes escritores como Mario Vargas Llosa, , Camilo José Cela, Miguel Delibes o Umberto Eco.

En febrero la editorial sacó a la luz seis ediciones de lujo de los títulos emblemáticos del sello, uno por década. ¿Las autoras? Jeanette Winterson, Patti Smith, Alice Munro, Juan Marsé, Natalia Ginzburg y Virginia Woolf.

Por útlimo, en junio ‘Lumen’ publicará la saga de novelas de Elena Ferrante, ‘La vida mentirosa de los adultos’.

La editorial, que a día de hoy tiene una visión novedosa y de gran calidad, difiere mucho de sus comienzos.

Los misteriosos secretos de ‘Lumen’

La editorial se fundó en nuestra ciudad en los años 30, por Juan Tusquets, sacerdote antimasónico y antisemita, y sus inicios rezumaban misterio a su alrededor. Os contamos la historia y os vamos avisando, es tema para Iker Jímenez.

Durante la Guerra Civil, Juan Tusquets elaboraba listas de judíos y masones, listas negras que le hicieron formar parte del movimiento antimasónico y antisemita nacional. El sacedorte publicó en 1932 ‘Orígenes de la Revolución Española‘, libro en el que trataba la República como una dictadura judeomasónica. Su radicalismo le llevó a ser influencia en la derecha española y en Franco y el general Mola, grandes lectores del sacerdote.

Tal era su popularidad que en 1933, visitó el campo de concentración nazi de Dachau, invitado por la Asociación Antimasónica Internacional. «Lo hicieron para enseñarnos lo que teníamos que hacer en España«, explicaba el sacerdote después de su visita.​ El sacerdote se mostraba así de contundente.

Se relacionó con los dos golpistas, que le ayudaron a crear su sello editorial. En principió el nombre de la editorial fue ‘Ediciones Antisectarias‘ (lo sabemos, iba fuerte). La primera obra, al mismo nivel, se tituló ‘Masones y Pacifistas’, y en ella culpaba a las «maquinaciones judías» de la Guerra Civil. Todas las obras publicadas por la editorial seguían la misma línea, y cada una de gran éxito.

Para Tusquets, la masonería era un poco lo que somos ahora. El vegetarianismo y el nudismo, que a día de hoy vemos en cualquier playa de la costa en verano, eran para el sacerdote ejemplo claros de lo que eran los masones.

Al concluir la Guerra Civil, Tusquets volvió a Cataluña, de donde salió con ideologías nacionalistas catalanas y volvió (como os podéis imaginar) odiando al pueblo catalán. Fue pedagogo de la Universidad de Barcelona y dejó su oficio de editor.

La editorial pasó a manos de su hermano Magín, quien se la regaló a su hija Esther. Gracias a ella, la editorial cambió bruscamente su filosofía, convirtiéndose así en uno de los sellos más importantes en España.

Etiquetas: ,



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *