Lo que pudo ser


Arturo Trueba


EL ATHLETIC SE QUEDÓ A LAS PUERTAS DE EUROPA

Los leones tras verse al borde del abismo tuvieron en su mano alcanzar la clasificación europea, pero careció el equipo de suficiente confianza y determinación para lograrlo

Les faltó estirar el cuello en el último metro del sprint para alcanzar con éxito la meta señalada a falta de ocho jornadas. Hay que reconocer el mérito de Gaizka Garitano de coger un equipo en caída libre para colocarlo con aspiraciones más que razonables para entrar en Europa. En los últimos partidos perdió fuera de casa lo que acumulaba en San Mamés y desperdició una gran ventaja para conseguir al menos el séptimo puesto que también tenía como premio un billete para viajar por el viejo continente. Pudo ser y no fue. Se pudo caer por el tobogán que acercaba la segunda división y se pudo llegar a lo que debe ser la posición natural del Athletic. Un puesto en Europa al que se debe llegar por presupuesto, nuevo campo, por ciudad de proyección y referencia internacional, así como por su filosofía. Sí, no todo debe suponer limitaciones en esa singularidad. Sobre todo si se aplica con ambición y amplitud de miras.

Las despedidas

Los últimos encuentros de los leones estuvieron cargados de intensidad por lo que se jugaban deportivamente, pero también salpicados de polémicas por las renovaciones. Era una difícil papeleta para la nueva dirección deportiva y la nueva junta directiva afrontar unas decisiones con antelación suficiente cuando todavía no se sabía si se jugaba en Europa. De ello dependían unos cuantos millones de euros y, por lo tanto, el margen de maniobra para reforzar la plantilla y prolongar la larga carrera profesional de algunos de sus componentes. Lo de Susaeta venía de lejos, al menos desde el principio de temporada, cuando era titular con Berizzo y dejó de serlo poco a poco con Garitano. En eso, superó la barrera de los quinientos partidos pero no pudo ser One Club Man porque le llegó una oferta, a su manera de ver, tarde e insuficiente. Pero también finalizaron sus contratos Iturraspe y Mikel Rico en una plantilla que pide a gritos renovación. En siete años pasó de ser un grupo joven y con grandes aspiraciones a un colectivo con muchos miembros cerca de la jubilación, al menos rojiblanca. Ley de vida. Y los mejores deseos para los que se van.

La continuidad de Aduriz y los aspirantes

Un de las incógnitas que se han despejado al término de la competición liguera es la continuidad de Aduriz. Un milagro y un misterio su longevidad, aunque en la última temporada sus prestaciones se hayan visto lastradas por las lesiones. A nadie le habría sorprendido su más que ganada jubilación, por su edad (alcanzará los 39 años en activo) y por los goles y aportación competitiva. Muchos esperaban, y tal vez él el primero, una mayor productividad en la última temporada. Tal vez por eso haya decidido seguir. Otros, en cambio, piensan que no había que estirar el chicle y que ha habido un agravio comparativo. Lo que está claro es que su presencia en Lezama y San Mamés ayudará a madurar las posibilidades de los aspirantes a goleadores. Williams ya está en números razonables y habrá que ver qué dan de sí jugadores como Villalibre, renovado hasta 2023.



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GrupoGo Ediciones SL, ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas, y gracias al que ha implementado el desarrollo de aplicaciones móviles, así como soluciones de mobile marketing, para la mejora de la competitividad y productividad de la empresa, en fecha Febrero 2019. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Burgos.”


Fondo Europeo de Desarrollo Regional Una manera de hacer Europa