Farolín y Zarambolas de los Carnavales de Bilbao

¿Recuerdas quiénes son Farolín y Zarambolas de los Carnavales de Bilbao 2020? La creativa Ane Lindane (Ane Miren Hernández) y el txistulari Joselu Angulo han sido elegidos Farolín y Zarambolas del Carnaval de Bilbao en su edición de 2020. Brisa fresca la que, sin duda, aportarán ambos a la fiesta más desenfada del año en la capital, que se celebrará con actividades del 15 al 25 de febrero por todos los rincones y barrios de la Villa bilbaina.

Farolín, una botxera con estilo

Farolín es un bilbaino o bilbaina que, aunque no haya nacido en el mismo Bilbao, se distingue notablemente en su actividad profesional o pública, alardeando, además, de su condición botxera  y cuyo principal lema podría ser “Semper Plus Ultra”/ “Siempre Más Allá”. La elegida para encarcar a Farolín de los Carnavales de Bilbao de este año es Ane Lindane. Esta creadora bilbaina, que como buena Farolín, respira humor por los cuatro costados. Así lo demuestra en los monólogos con lo que divierte a infinidad de público en sus numerosas intervenciones. Su dilatada experiencia como locutora de radio no le ha impedido sino empujado a convertirse y abrirse camino como actriz, fotógrafa y directora de cortometrajes. Vamos, una “festazale” confesa.

Zarambolas, de Carnavales de Bilbao 2020

Zarambolas es un pancho o una pancha, una persona de Bilbao a la que nada le afecta ni le cambia la vida. Adalid del buen vivir, su modo de vida se sintetiza en el “Carpe Diem”/ “Vive el Momento”. Este año, Joselu Angulo se pondrá en la piel de Zarambolas con muchas ganas e ilusión. Txistulari y gaitero del grupo de danzas Gaztedi de Santutxu, el más antiguo de Bilbao y del cual también ha sido presidente, además es miembro de Mairuek Gaztediko Erraldoiak y de Bilboko Gaiteroak.

Origen de Farolín y Zarambolas

El juicio entre Farolín y Zarambolas es una iniciativa festiva no muy lejana en el tiempo que surgió para instituir uno de los elementos más representativos de las Carnestolendas tradicionales y rurales, donde cada año se condenaba a “las y los malos” cada año. En el caso de la Villa, se optó por dar al tema un tratamiento txirene, evitando la ecuación bueno-malo y optando por un galardón en tono humorístico con el propósito de poner en solfa la dualidad de la personalidad arquetípica de los y las bilbainas.

En 1984, varios miembros de la Comisión Mixta de Fiestas inventaron los personajes, el único símbolo original y distintivo de los Carnavales de Bilbao. Actualmente, el proceso” popular contra Farolín y Zarambolas comienza con su detención en el Ayuntamiento. Escoltados y en una celda, son acompañados hasta la Plaza Nueva en una kalejira donde se celebra el popular juicio de condena.

Etiquetas:



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *