Egipto en Deusto Expo Center

¿Te imaginas poder entrar en la tumba de Tutankamon, o contemplar la majestuosidad del templo Abu Simbel de Ramses II, sin salir de Bilbao? La exposición Dioses y Reyes de Egipto, única en el mundo y disponible hasta Navidades, está compuesta de réplicas a gran escala  de  algunos de los más notorios monumentos de Egipto. También hay esculturas, sarcófagos y objetos fascinantes que se centran en personajes importantes de esta antigua civilización, como el gran Faraón Ramses II, que vivió hasta los 95 años; su mujer Nefertari, la más querida y, excepcionalmente, representada a su misma altura; y el joven rey Tutankamón, el único que descansó en paz hasta el descubrimiento de su tumba en 1922.

La exposición, además de la cripta y el templo Abu Simbel, cuenta con grandes murales de jeroglíficos y  numerosas esculturas de los dioses, ubicadas al lado del taller educativo, pensado para las visitas de centros escolares. También para enriquecer la visita Deusto Expo Center cuenta con pantallas donde se emite el Canal Historia y visitas guiadas que se pueden reservar en la web www.deustoexpocenter.com a partir de 7€ (e incluso pueden realizarse en grupos especiales). Y para los curiosos, se ofrecen visitas nocturnas con linternas y a la salida hay una tienda de recuerdos y artesanía egipcia.

Cabe destacar el duro trabajo del artista y escultor egipcio Hany Mostafa, quien tras 8 años de trabajo ha visto su sueño realizado en esta exposición. Natural de El Cairo, recorrió los 1.000 kilómetros que separaban su ciudad de Abu Simbel más de 100 veces para poder recrear con sus propias manos (no podía realizar fotografías) todos los monumentos, sarcófagos y esculturas de Dioses y Reyes de Egipto.

Después de tres décadas promoviendo actividades de ocio y cultura en Bilbao, la empresa familiar CONGREBAS contactó con la compañía Century Art de Madrid con la idea de abrir un nuevo espacio cultural en la Villa. Dos años después lograron encontrar la lonja de 1.300 metros cuadrados que necesitaban en la calle Blas de Otero 54. Tras esto, y con la ayuda de Deusto Bizirik la rehabilitaron quedando lista para su apertura el pasado 12 de julio.



Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *